La más innovadora: como resultado y como detonante

Medellin innovadora City of The Year de 2013

El premio City of The Year de 2013, pese a que se otorgó por hechos tangibles de ciudad, no se libró de escepticismo. Lo que no tiene discusión es que ese galardón impulsó nuevas vocaciones que hoy muestran consistencia, resultados y más oportunidades.

Su campo es el internet de las cosas médicas, su perfil es el de una compañía intensiva en conocimiento. Es el Grupo Netux. Otro caso es Finaktiva, que con año y medio como financiera digital se desempeña en 19 ciudades y ha levantado 15 millones de dólares y ha aprobado cerca de 300 créditos. Su apuesta: ser un neobanco para emprendedores. Y también se cuentan VEC, que convierte vehículos de gasolina a la movilidad eléctrica, o Pintufresh, que tiene 80 pintores de casas y de empresas y a tres años se ve en operación nacional con mil trabajadores y luego en Japón y en Alemania.

Todos tienen una línea común: son emprendimientos surgidos del talento local. Y no son ideas en borrador: son negocios en acción.

Publicidad

Medellín es una de las capitales de la Cuarta Revolución Industrial: otro apuntalamiento en esta línea de creación de calidad de vida desde el conocimiento y las tecnologías.

Cuando Medellín obtuvo en 2013 el premio City of The Year, organizado por Wall Street Journal y Citi Group, las preguntas, siempre necesarias, no se hicieron esperar. ¿La más innovadora? ¿En el mundo? Los hechos tangibles de ciudad valorados en su momento por el jurado fueron una respuesta al escepticismo: el metro, el Edificio de EPM, el Centro Cultural Moravia, las escaleras eléctricas de la comuna 13 y los parques biblioteca.

Ya son seis años largos de la obtención del reconocimiento y lo que se puede concluir es que fue un premio para la gestión del sector público y la institucionalidad, pero también motor de inspiración a la ciudadanía independiente para continuar y diversificar en innovación.

También para darle una vuelta a la amenaza de crisis. En ese ambiente de emprendimiento ha nacido una cantidad de empresas que con gusto venimos destacando en nuestras páginas (lo invitamos a conocer sus casos de éxito en vivirenelpoblado.com/startups): todas generadoras de empleo y que vinculan a Medellín con el mundo.

Con el mismo carácter de relevancia, Medellín fue designada este año como una de las capitales de la Cuarta Revolución Industrial, lo que constituye otro apuntalamiento en esta línea de creación de oportunidades y calidad de vida desde el conocimiento y las tecnologías.

El premio City of The Year de 2013, resultado y al mismo tiempo detonante, le mostró una alternativa potente a Medellín, que, libre de modas, se ha sabido sostener mediante alianzas entre sectores empresariales, universitarios y públicos. Se ha encontrado una vocación complementaria a la industrial y a la economía tradicional y se está tomando en serio: la inversión de 1,4 billones de pesos desde el sector público, la gestión de organizaciones como Parque E, Andi del Futuro o Ruta N, o el Gran Pacto por la Innovación, que reúne 4.900 empresas, son pruebas de una ciudad que se abre nuevos caminos.

Publicidad