El atractivo para el bolsillo de los inmuebles comerciales

El atractivo para el bolsillo de los inmuebles comerciales
Proyectos como Ambiente Work 21 son opciones de inversión. Foto: Óptima.

Hoy el mercado de bienes raíces comerciales es bastante atractivo. Ofrecen mayor rentabilidad que los inmuebles destinados a vivienda.

¿Qué hay que tener en cuenta?

Recorrer las transversales Intermedia (en Envigado) y Superior da la idea de que en este momento hay diferentes proyectos comerciales que están por abrir. Se suman otros en el nuevo Alto de Las Palmas y también grandes como Arkadia, en el sector de La Mota. Y no son solo centros comerciales: también edificios de oficinas y centros empresariales.
Como polo de innovación, Medellín atrae negocios y jugadores locales, nacionales e internacionales que apuestan por la ciudad. El panorama es alentador, sobre todo para la inversión.

Carlos José Arango, fundador de Buscamos tu inmueble, empresa especializada en brindar asesoría inmobiliaria, tanto en hogar como en bienes comerciales y empresariales, así lo ratifica, además señala recomendaciones que hay que tener en cuenta para invertir en propiedades destinadas a usos comerciales.

Publicidad

Antes de invertir, indica, hay diferentes elementos que se deben considerar: uno, los coworkings, que han empezado a hacer que las empresas pequeñas dejen de ocupar oficinas; y dos, la capacidad económica que se tiene como inversionista, pues muchos proyectos rentables pueden estar por fuera del alcance. Una muy buena alternativa, por ejemplo, es invertir en fondos inmobiliarios.

Para Arango “invertir en locales, bodegas y oficinas tiene particularidades que lo vuelven más atractivo, pues muchas veces, según lo pactado, no requiere que el propietario lo mantenga en excelente estado, dependiendo de lo que se establezca en el contrato de arrendamiento”.

Además ofrece contratos más estables, en comparación con la vivienda, cuya rotación de inquilinos es alta. En este caso los contratos de arrendamientos suelen firmarse por períodos más largos: entre cinco y diez años.

Antes de invertir

Después de recorrer la ciudad, de conocer muy bien los sectores, hay que someter a análisis la decisión de dónde invertir. Primero es conocer qué rentabilidad se puede obtener.

Para ello, Arango sugiere evaluar tres tipos de rentabilidad: la bruta, es decir la diferencia entre la inversión total y el valor mensual del arriendo que puede generar el inmueble; la neta, que se obtiene descontando del cánon mensual los gastos adicionales e impuestos; y la ajustada a riesgo, que tiene en cuenta los periodos en los que el inmueble puede estar sin alquilar.

Por lo general, la rentabilidad neta de uno de estos inmuebles es más alta, pues tienen cánones que están alrededor del 0,7 al 0,9 % del valor del inmueble. Los arriendos de vivienda están entre el 0,4 y 0,6 %.

Aunque el mercado inmobiliario es incierto, en Medellín es más rentable invertir en inmuebles comerciales.

 

¿Por qué es buena opción?

  1. Valorización.
    Los inmuebles comerciales no corren el riesgo de devaluarse. Al contrario, su precio aumenta con el paso del tiempo.
  2. Rentabilidad.
    Estas inversiones suelen ser rentables a corto plazo. Se invierte dinero que se multiplica sin que haya una dedicación como en otro tipo de negocios.
  3. Vender a buen precio.
    Una vez alquilado, hay posibilidades de una buena venta.

 

Los fondos inmobiliarios

En gran cantidad de casos, los inmuebles comerciales más atractivos suelen tener valores muy altos, lo que hace que no todos puedan invertir. En casos de centros comerciales, hoy el modelo es el de arrendar locales que tienen un único dueño: un fondo inmobiliario. Esta es una muy buena opción para los pequeños inversionistas que quieran tomar activos inmobiliarios: las personas obtienen rentabilidad de manera colectiva y se evitan rubros como administración.

 

POR: Juan Pablo Tettay De Fex / juan.tettay@vivirenelpoblado.com

Publicidad