Cuidar la mina del turismo

Las vacaciones de mitad de año marcan una oportunidad antes inesperada y hoy de gran relevancia para Medellín. La oferta en hospedaje creció 117% desde 2012 y se esperan 2.5 millones de turistas en todo 2019. También hay retos.

Son las cuatro de la tarde pasadas y Nina Brotot, francesa, de la Costa Azul, se goza el barrio Manila desde la terraza de un hostal. Viste camiseta fresca para esta tarde de junio, shorts y sandalias, aunque no irá de plan: no montará en metrocable, no recorrerá Arte en Colombia en el siglo XXI, en el Mamm.

Y no es falta de interés, es porque está ocupada: es la gerente del hostal donde afincó su experiencia europea en turismo sostenible y sus sueños de trabajar en otro país.

El Alternativo hace cinco años fue pionero en Manila, “y su vida de barrio, con casas, tiendas, arte. Medellín es especial, su clima, su transporte. Vine y me quedé”, anota Nina, quien prepara sus 38 camas para la ola europea que se viene con julio y agosto.

El hostal anuncia planes que todos deberíamos disfrutar: el tour de las frutas exóticas, mamoncillo, zapote, lulo; o el recorrido por el centro histórico. En menos de 150 metros se le suman Be okay, Purple Monkey, Blink y Amazonía como parte de una oferta que se compone de 15.520 habitaciones en la ciudad.

El cargo más requerido es el de asesor comercial y el más difícil de cubrir es el de recepcionista. En Inglés solo 4.55% del personal operativo y el 3.21% del directivo tienen el idioma.

Estados Unidos, Panamá y México son los orígenes por mayoría (67%) de los turistas que quieren conocer nuestra “transformación”, de acuerdo con estudios de la Alcaldía. Los planes más populares en Tripadvisor son metrocable, Guatapé, Explora, las escaleras de la comuna 13 y El Castillo, mientras la guía Lonely Planet reseña como “experiencias top” la comuna 13, el bicitur, los vuelos en parapente y el Mamm. Los toures de Pablo Escobar están entre los más buscados.

Toda esta movida concentra un dato que sorprende: mientras el turismo en el último año en el mundo creció 6% y en Colombia 8%, Antioquia se faja un 12%. Sorprende y compromete porque, según el Sistema Situr, solo en bienes de consumo cada turista gasta 588 mil pesos, mientras el Bureau estima que un turista de negocios gasta 400 dólares diarios.

Cuidar la mina debe ser un compromiso de ciudad para que los esperados 2.5 millones de viajeros de este año propaguen el voz a voz y marquen notas altas en los portales turísticos. Se logra con un ambiente de calles seguras y blindadas de contaminación; sin usura; atención de alto vuelo; diversificación de atractivos; defensa de la legalidad; con capacitación más intensiva para saltar la barrera en idiomas.

Hay que cuidar la mina y explotar de manera sostenible la ciudad del turismo, para consolidar no solo un portafolio atractivo y competitivo para el mundo, sino, como reflejo, en beneficio de la calidad de vida de la Medellín de los habitantes.

 

Lea también:

Sí hay habitaciones para tanto turista en Medellín

El tour Medellín

 

Publicidad