Alcaldía y Bancolombia, juntos en intervención del Colegio Palermo

El Colegio Palermo se trasladará para la loma de El Escobero
Abajo a la derecha, el Parque Lleras. En el centro, el Colegio Palermo.

El Colegio Palermo se trasladará para la loma de El Escobero y en su sede vecina del parque Lleras se desarrollará un cambio de uso de alta mixtura, mediante una alianza público-privada.

Por: Sebastián Aguirre Eastman / sebastian.aguirre@vivirenelpoblado.com

La noticia de que el Colegio Palermo dejaría su sede de la carrera 42 con la calle 8 -una cuadra abajo del parque Lleras-, que ha ocupado por 76 años, la adelantó a Vivir en El Poblado en octubre de 2016 la hermana Adela Duque, rectora de la institución.

Publicidad

En ese tiempo argumentó “problemas de inseguridad, consumo y venta de estupefacientes en los parques colindantes, el ruido, la contaminación, la congestión y la prostitución”.

Casi tres años después, la Alcaldía anuncia que en el segundo semestre de 2019 presentará el proyecto de Operación Urbana Especial del Colegio Palermo, una intervención conjunta con la Fiduciaria Bancolombia y la Pastoral del colegio.

Lo aseguró Claudia García, subdirectora de Planeación territorial y estratégica de ciudad: “El proyecto tiene origen en el Plan de Ordenamiento Territorial, que designó el predio como uno de los que tenía potencial para generar espacio público en la ciudad a través de un cambio de uso de alta mixtura para viviendas, comercio y servicios”.

Al modificarse el uso, el valor del suelo se incrementará. La diferencia entre el valor actual del terreno y el que adquiera una vez se ejecute la obra, será un beneficio que recibirá el colegio, el cual a su vez será su aporte a la ciudad, en la sociedad establecida con la Alcaldía y Bancolombia.

La Alcaldía visualiza este proyecto como la oportunidad para intervenir la centralidad de El Poblado y hará parte de la estrategia de recuperación del espacio público en el parque Lleras, conectando ambos espacios, dijo la subdirectora.

Los detalles específicos de la intervención serán anunciados al comienzo del segundo semestre de este año por el alcalde Gutiérrez. “Estamos en proceso de construcción, diálogo y concertación con todas las partes, incluyendo la Pastoral del colegio, que es parte activa del proyecto, y construyendo la viabilidad técnica, financiera, jurídica y social de la intervención”, señaló García.

El director de Gestión Inmobiliaria de la Fiduciaria Bancolombia, Diego Restrepo Isaza, también confirmó la noticia, pero dijo que en este caso la vocería del proyecto la tendrá en exclusiva la Alcaldía, por tanto no puede ofrecer más detalles.

 

El futuro del colegio

Vivir en El Poblado contactó al Colegio Palermo para indagar sus apreciaciones sobre este plan, pero sus directivas se abstuvieron de ofrecer declaraciones. Solo precisaron que la nueva sede quedará en la loma de El Escobero, en Envigado, sin informar sobre fechas de traslados.

La subdirectora de Planeación, Claudia García, indicó que la decisión de trastearse la tomó el Colegio Palermo de forma voluntaria.

En las declaraciones ofrecidas a este periódico en 2016, la hermana Adela Duque dijo: “Por salud mental no podemos quedarnos aquí, de un lado se escucha a Helenita Vargas y a Darío Gómez y del otro un ¡pum, pum, pum! y el traqueteo ese”.

El lote que será intervenido, propiedad de la comunidad religiosa, tiene una extensión de 23 mil metros cuadrados, por el que tuvieron que pagar casi 1.800 millones de pesos por el proyecto de valorización de El Poblado.

“Donde quiera que lleguemos, queremos ser referentes”, mencionó la religiosa en aquella entrevista.

 

Un colegio de las entrañas de El Poblado

El Colegio Palermo nació en el corazón del barrio. En 2013, cuando celebró sus 70 años, la entonces rectora Marta Cardona Narváez le contó a Vivir en El Poblado que “este colegio nació aquí en la parroquia de San José. Con la ayuda de los habitantes de esa época de El Poblado se compró este terreno”. El 17 de enero de 1943, la Madre Olivia Osl, de origen noruego, en compañía de cinco hermanas, la comunidad de El Poblado y la bendición del presbítero Antonio Henao, quien era el párroco de la iglesia, erigieron la institución.

 

Lea También:

“La Zona Rosa nos sacó”: rectora del Colegio Palermo

Los 70 años del Colegio Palermo

Publicidad