Por el Túnel de oriente, subí al aeropuerto José María Córdova en 35 minutos

Túnel de oriente, subí al aeropuerto José María Córdova en 35 minutos
La operación del Túnel en el transcurso de la semana fue normal y no hubo novedades en la movilidad, informó la Concesión Túnel Aburrá-Oriente.

El lunes festivo nos sumamos a la moda de estrenar obra. Y nos fue bien. A los que subieron el domingo, no tanto.

Arranqué con susto de que me cogiera un taco igual a los que conductores habían reportado por redes el domingo. Igual quería vivir la experiencia y corroborar si, en efecto, es verdad eso de que por el Túnel de Oriente uno llega en 18 minutos al aeropuerto José María Córdova, o las cuentas de las autoridades son hechas con vías despejadas.

Salí de mi casa en Envigado a las 2:15 p.m., pero como el día anterior había visto que el taco iniciaba desde la glorieta de Sandiego, preferí tomar la avenida 34 y llegar por Las Palmas.

Publicidad

A la boca del primer túnel, el de El Seminario, ingresé a las 2:31 p.m. Había un tráfico moderado hacia el Oriente, pero se movía a buen ritmo, en un promedio entre 45 y 50 kilómetros por hora. Sí era notorio que había más flujo en el descenso hacia Medellín. Ya lo vería al regreso.

Por lo pronto, esperaba congestión en el peaje, pero al contrario la fila era corta e imperó el orden. Pagué los $16.900 y me alisté a ingresar al segundo túnel, el de Santa Elena. Como la promesa era que esos 8.2 kilómetros entre montaña se recorrían en once minutos, registré mi hora de entrada: 2:38 p.m.

En este túnel la circulación, de nuevo, fue muy fluida. Adentro no había evidencias de obras, tan solo un par de andamios, pero eran más de servicio interno que de trabajos complementarios. La velocidad, de nuevo, promediaba los 45 y 50 kilómetros, hubo secciones en las que alcancé a subir a 60.

En efecto, salí del túnel Santa Elena a las 2:49 p.m. ¡Lo de los once minutos es verdad! Y eso que era un día de alto flujo vehicular. Dos minutos después, estaba ya en la glorieta del aeropuerto. Es decir, que desde Envigado hasta el José María Córdova me demoré 35 minutos, y solo contabilizando el trayecto por el túnel, fueron 18 minutos.

Al regreso, el tiempo que me demoré fue similar, aunque hubo más congestión en el peaje. En total, fueron 17 minutos, es decir, un minuto menos que al ascenso.

La sensación es que el ahorro en tiempo y en gasolina sí es evidente, que el camino se hace más tranquilo al no tener que hacer ascensos o descensos peligrosos y que si la circulación se hace ordenada, el Túnel es una opción muy atractiva para ir al aeropuerto.

 

El flujo vehicular superó expectativas

Las autoridades reportaron que por día circularon ese puente festivo cerca de 20.000 vehículos, cuando la proyección indicaba que serían 15.000. Para dimensionar el flujo, en un puente festivo, por el Túnel de Occidente, circulan en promedio entre 14.000 y 16.000 carros, sumando los tres días.

 

Por: Sebastián Aguirre Eastman / sebastian.aguirre@vivirenelpoblado.com

Publicidad