Gabriel Morant, cerca de la cima en la cuarta montaña más alta del mundo

Gabriel Morant

El alpinista antioqueño Gabriel Morant, quien el 2 de abril pasado inició la escalada a la cima de Lhotse, la cuarta montaña más alta del mundo, habló este viernes con Vivir en El Poblado desde el campo base instalado en la cordillera del Himalaya, en Nepal. Contó que ya escalaron hasta el campo 2, a 7.200 metros de altura, y espera que antes del 25 de mayo puedan ascender a los 8.516 mts, que es el objetivo de la expedición.

Una fuerte nevada, con precipitaciones de hasta 30 y 40 centímetros de nieve, y que se prevé se extienda durante este fin de semana, ha frenado su avance. “Están prohibidos los vuelos en la zona por unos vientos y un mal clima que proviene de la India, y estamos esperando que pasen unos tres días de nevada y otros dos para que la nieve caiga de la pared, para evitar las avalanchas”.

También puedes leer: Gabriel ya está en Nepal para escalar la cuarta montaña más alta del mundo.

Gabriel dio un parte de tranquilidad. Dijo que están bien aclimatados y que han disfrutado la escalada. 

“La próxima semana montamos campo 3 a 7.800 metros y quedarían casi dos semanas para que podamos seguir con el campo 4 a 8.250 mts, el campo 5 a 8.400 mts y finalmente hacer ascenso a la cima de 8.516 mts”, escribió vía Whatsapp.

Así es su día a día en la montaña

  • “A las 6 de la mañana tomamos té o café”
  • “A las 8 de la mañana o antes desayunamos”.
  • “Luego yo preparo café colombiano con un colador y conversamos un rato”.
  • “Algunos días, si sale el sol un rato, lavamos ropa en ponchera. Y hasta mezclamos agua hervida con agua helada para darnos un baño, básicamente cuando regresamos de los campos altos”.
  • “Tenemos una carpa pequeña para ducharnos a cocadas sacando agua de una caneca. Ahí cabe uno parado, incluso”.
  • “Luego cada uno se va a leer, dormir o caminar en alrededores, pero si está nevando o venteando mucho, nos metemos a la tienda ‘dinner room’ (carpa comedor donde tenemos todo el tiempo termos con agua caliente para preparar bebidas y también un calentador a gas que trabaja a medias”.
  • “El almuerzo es a la 1 de la tarde y rematamos con frutas”
  • “Algunos en la tarde se quedan revisando temas de la escalada, otros se pegan una siesta, otros nos ponemos a leer, escribir o vigilar con binoculares a quienes estén escalando y poder avisarles por radio si más arriba les viene una avalancha”.
  • “Hoy (viernes) por ejemplo comimos en mitad de la tarde pulpo seco, chorizo español de un año de maduración. Fue una manera de cada uno ir compartiendo cosas de sus países de origen”.
  • “Luego de muchas semanas por fin nos funciono el wifi”.
  • “Ya tendremos otra entretención adicional”
  • “Yo ayer por ejemplo bajé trotando a Chukhung, que es la ultima población y lo que normalmente es una caminada de 2 horas, la hice como en 40 minutos. Eso nos sirve para respirar mejor aire, más húmedo y con más posibilidad de saturacion de oxígeno en la sangre”.
  • “Finalmente la cena es a las 7 de la noche, pero desde las 6 se enciende el generador de energía. Aprovechamos para cargar baterías o ver alguna película en un portátil esporádicamente. Envasamos en nuestros termos agua caliente para tener disponible en su propia carpa y a las 9:15 ya lo únicos que escuchas son los cocineros terminando sus labores en la tienda cocina”.

Publicidad