Cinco formas de tomarse un café

Cinco formas de tomarse un café

Hay opciones más allá del tinto de olla y de cafetera. No es difícil preparar un buen café. Desde Pergamino le dan opciones.

Para tener la mejor experiencia, compre el café en grano en tiendas especializadas y pida que lo muelan, según el método de preparación.

1 Latte frío

En días calurosos, un café frío siempre es una muy buena opción. Un latte, caliente o frío, parte de una medida de café. Si es caliente, haga un café y póngale un chorro de leche tibia. Si es frío, mezcle con tres partes de leche fría (o caliente) y bastante hielo.

Publicidad

2 FrappÉ

Otra deliciosa opción para un día de calor. Esta vez, a la preparación anterior se le debe agregar una cucharada de leche en polvo para añadir textura, esencia de vainilla (o almendra, canela o licor) y azúcar al gusto. Licúe con hielo y sirva con crema chantilly.

3 Prensa francesa

Para una taza son necesarios entre siete y diez gramos de café, lo que sería una cucharada rasa de café molido. Prefiera cafés de molienda gruesa. Ponga el café, agregue la mitad del agua, revuelva y agregue el resto del agua. Deje reposar cinco minutos.

4 Capuccino

No todos en la casa tienen una máquina de capuccino. El secreto es la espuma de la bebida. Prefiera la leche deslactosada; póngala caliente en la prensa francesa y agítela hasta que esté espumosa; o llévela a la licuadora. Es una medida de café por una de leche.

5 V60

Elija molienda media. El V60 es un recipiente en forma de embudo. Ponga un filtro de papel en el recipiente y agregue un chorro de agua caliente para lavarlo. Agregue entre siete y diez gramos de café y luego deje caer agua caliente. Estará listo en unos cinco minutos.

Aunque es la bebida nacional, pocos sabemos cómo tomarla. Los expertos la recomiendan pura, sin azúcar y sin ingredientes añadidos. Pero no es la única preparación. Todo es cuestión de gustos y no hay una fórmula perfecta.

Para Paula Zea, barista de Pergamino, no hay un método ideal: “todo es personal”. Lo que sí recomienda es que para beber una buena taza, el grano debe ser de excelente calidad y también el agua: “ojalá sea filtrada; aunque en Medellín es de muy buena calidad, siempre hay algunos minerales que afectan el sabor del café”, explica. También es clave la temperatura del agua: a más de 100°C quema el café, entonces lo indicado es dejarla hervir, apagarla y esperar unos 15 segundos antes de usarla.

 

Lea también:

Una taza de café manual en chemex

Del cafetal de La Sierra a la taza en Laureles

Los amigos del café

Publicidad