Zapatos para el trabajo

Zapatos para el trabajo
Cuando se trata de zapatos para el trabajo las reglas han cambiado un poco, pero a pesar de que los sitios de trabajo se han vuelto más laxos con sus códigos de vestuario y demás reglamentaciones, todavía existe un sentido de presentación personal ideal para el mundo laboral.
zapatos
Los tenis por ejemplo, aunque pueden mostrar un lado creativo y juvenil del empleado, no son los más apropiados, excepto los viernes o sábados. Las sandalias por otro lado son evidentemente problemáticas. La planas conocidas como “trespuntá”no son apropiadas para nada diferente a la playa. Las de tacón o de materiales y colores más elegantes tampoco son la mejor elección para el trabajo. Requieren un pedicure perfecto y aún así la exhibición de los dedos de los pies no es adecuada para un ambiente profesional. Además es una buena idea ver cómo funciona con las demás personas el código de vestuario, especialmente en los altos cargos pues son estas personas quienes se ocupan de dar ejemplo. Los tacones extra altos no son convenientes simplemente por su dificultad para caminar e incomodidad.
zapatos2
Las decoraciones llamativas en los zapatos, como telas metálicas, brillantes, piedras, cadenas o boleros se pueden dejar para el momento en que se obtenga el trabajo y el empleado se haya posicionado como un buen trabajador, no antes, pues finalmente el énfasis debe ser en el talento y las capacidades para el puesto en lugar del atuendo y los zapatos.
Para una entrevista de trabajo los zapatos ideales deben tener un color neutro, no tener un tacón más alto de no.5 para las mujeres, deben ser cerrados y no dejar ver uñas o dedos, estar limpios y brillados si es del caso, sencillos sin decoraciones excesivas, a no ser que el trabajo que se busca es una empresa de la industria de la moda. Zapatos nuevos tampoco son ideales para una entrevista, lo último que se quiere ese día es agregar dolor de pies a la lista de preocupaciones.
zapatos3
Las botas o botines siempre son ideales mientras no se excedan en decoraciones o colores excéntricos, y se debe tener cuidado al combinarlas con faldas. Para esta prenda son mejores las botas planas y de caña corta, y en alguna ocasiones especiales se pueden permitir el concepto de “peep toe” en la que se deja ver un solo dedo pero el zapato a primera vista parece cerrado.