Yoga, una opción saludable para cuerpo y mente

La práctica de esta disciplina milenaria busca generar bienestar integral al ser humano

yoga1
Imagen cortesía

En sánscrito, la palabra yoga significa unión. Actualmente, el vocablo ha evolucionado para nombrar una disciplina que conjuga ejercicios físicos, respiración y meditación; y donde se unen conocimientos, tanto de la cultura oriental, como de la occidental, en la medida en que de la primera se obtuvieron criterios prácticos y las bases, y en la segunda se realizó una conceptualización y estructuración más clara.

Según Ángela María Higuera Gómez, profesora de RYES Yoga, y practicante hace más de una década de esta disciplina, “yoga es una herramienta para cualquier persona, sin importar su credo”, que busca generar un bienestar integral en el ser humano, ya que trabaja aspectos espirituales, mentales y físicos.

Beneficio físicos y mentales

La práctica del yoga es provechosa en varios niveles. Por ejemplo, Higuera asegura: “en esta sociedad de mucho cansancio y estrés, donde la gente está respirando mal, el yoga ayuda a mejorar la respiración”. Así mismo, esta disciplina tiene un impacto positivo en el sistema nervioso central, previene el estrés y dolencias físicas, favorece la buena digestión y la tonificación de los músculos.

Por otro lado, entre otros beneficios, oxigena todas las células del cuerpo, y fortalece la columna vertebral, mejorando la postura. También incrementa la fortaleza y flexibilidad en músculos y articulaciones, mejora la capacidad de los pulmones y contribuye a la pérdida de peso.

yoga2
Imagen cortesía

En el plano de lo mental y espiritual, la práctica del yoga, según Higuera Gómez, “fomenta la conciencia y el autocuidado personal y ayuda a conocer el cuerpo y aprender a estimularlo adecuadamente”. Manifiesta, también, que aumenta la energia, la vitalidad y el autoestima. Fortalece la voluntad y la disciplina. Complementa diciendo que el yoga enseña asumir de mejor manera las adversidades de la vida. “Aprendes a ver las dificultades como peldaños y a superarlos con paciencia”.

Elementos del yoga

El yoga cuenta con ocho conceptos básicos que lo componen: Yamas, Niyamas, Asanas, Pranayamas, Pratiahara, Dharana, Dhiana y Shamadi, y su conocimiento e implementación, paso a paso, optimizan la experiencia. Ángela Higuera explica, a grandes rasgos, en que consiste cada uno de estos elementos.

En primer lugar, se encuentran las Yamas y Niyamas, que conforman el código ético de los practicantes del yoga, y que son los preceptos universales (Yamas) e individuales (Niyamas) que deben seguir. No son mandatos religiosos, sino indicaciones orientadas a llevar una vida equilibrada y sana en todos los aspectos.

También se encuentran las Asanas, que son posturas físicas que se sostienen por un periodo determinado de tiempo, cuyo objetivo es estabilizar y fortalecer el cuerpo y la mente y traer a la persona al momento presente. De todos los componentes, es aquel que muestra mayores resultados en una menor cantidad de tiempo.

En tercer lugar, están las Pranayamas, que en sánscrito significa control de la respiración. Son técnicas para una mejor circulación del aire en el organismo, y para que se incremente el oxigeno en todas las células, especialmente en el cerebro. Es el paso anterior a ejercicios más complejos.

yoga3
Imagen cortesía

Posteriormente se encuentran la Dharana, que significa concentración, y la Pratyahara, que busca la interiorización, abstraerse de la realidad física y lograr una conexión con uno mismo. Ambos con ejercicios de atención unidireccional, y permitirán, posteriormente, la meditación.

Por último, están los estados de Dhyana y Samadhi. El primero es de meditación, y es el paso siguiente a la Dharana, donde la mente entra en un estado de contemplación. El segundo implica la pérdida de conciencia de uno mismo. Higuera comenta que ambas se denominan “experiencia del ser o iluminación”.

Como comentario final, Ángela Higuera insta a la gente a “darle una oportunidad a la práctica del yoga, y permitirse ver si la técnica vibra en uno, porque de ser así es un camino muy bonito y amoroso que trasciende al ejercicio físico”.