“Yo salvé un tiburón”

 
 
“Yo salvé un tiburón”
 
   
 
Es la frase que la Fundación Marviva espera que recuerden los colombianos, costarricenses, panameños y ecuatorianos durante toda su vida
 
   
 
Esta estrategia hace parte de la campaña “Mar, que no te corten las alas” y consiste en recoger firmas que apoyen la presentación de un documento al Gobierno Nacional de cada país que integra el Corredor Marino del Pacífico Este Tropical –CMAR, en el cual se solicita la urgente necesidad de promover la pesca responsable para la conservación de los tiburones y otras especies que habitan los océanos y mares del planeta.
Una de las prácticas más atroces de la pesca es el “aleteo”; en ésta se cortan las aletas de los tiburones y se devuelven sus cuerpos al mar aún estando vivos. La actividad hace parte del mercado negro destinado a elaborar costosas sopas. Los asiáticos son los mayores beneficiados con ganancias de hasta 700 dólares por kilo vendido.
Si no hay una regulación adecuada para evitar la sobreexplotación pesquera, la captura ilegal e incidental y otros factores que inciden en el medio marino como el cambio climático, el turismo, la contaminación y la presión demográfica, varias especies desaparecerán siendo el tiburón uno de los primeros en la lista.
A este compromiso ambiental se suma la Fundación Malpelo, Conservación Internacional, Parques Nacionales Naturales de Colombia, el Ministerio de Ambiente Vivienda y Desarrollo Territorial, el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural y Agenda del Mar, esta última encargada de promover en Antioquia la firmatón y la venta de camisetas y calcomanías para recaudar fondos suficientes que permitan implementar el Plan de Acción Nacional de Tiburones –PAN. ¡Todos podemos ser parte de la solución!
Teléfono 311 1822; info@agendadelmar.com; www.yosalveuntiburon.com