Ya no es útil y es peligroso

Los tornillos que servían de ancla para el reloj quedaron expuestos, lo que podría significar un riesgo para los transeúntes. Aunque en el lugar se instaló una maceta con una palma, el peligro sigue latente además de la falta de estética en la reparación. Adicional a esto ciudadanos como Daniel Palacio se sigue preguntando por las razones para desmontar las pantallas que brindaban información como la hora, la radiación ultravioleta y los niveles de ruido.