Visiones globales de la bicicleta

Cuatro expertos de diferentes países hablaron de sus experiencias positivas y negativas con respecto al uso masivo de las bicicletas

perspectivas1

En el marco del 4to Foro Mundial de la Bicicleta, se realizó la conferencia “Perspectivas globales de la bicicleta”. En este espacio, moderado por William Vallejo, cuatro panelistas expusieron la situación de sus respetivas regiones con respecto al uso de este medio de transporte, y las políticas públicas existentes.

En primer lugar, realizó su intervención el bogotano Carlos Felipe Pardo, director de la Fundación Despacio, quien presentó un panorama sobre América Latina. Tras haber recolectado información oficial en ciudades del continente, Pardo reveló que el 47% tienen un departamento o dependencia especializada en la gestión de las bicicletas, mientras que 53% no lo tienen. Así mismo, dijo que el 95% han implementado campañas de promoción y fomento del uso de este medio de transporte, mientras que 5% de las ciudades no lo han hecho.

Pardo también comentó que actualmente existen alrededor de 13 mil bicicletas públicas. Sin embargo, dijo que las ciudades “no tienen ni idea de qué pasa con las bicicletas”, y que en temas como la ausencia de lugares de parqueo se evidencia este hecho.

Posteriormente, la norteamericana Jane Voodikon, cofundadora y editora del Cheng-Doo Magazine, habló del uso de la bicicleta en la ciudad de Chengdu, ciudad de 10 millones de habitantes de China, país donde tradicionalmente se ha utilizado mucho la bicicleta, y donde ella estuvo radicada varios años.

perspectivas2

Voodikon dijo que, al contrario de otros países, “la gente no ve el ciclismo como algo peligroso y los conductores son más conscientes de los ciclistas en la vía”. Sin embargo, dijo que las políticas públicas hacen el tráfico más fácil para los vehículos y no consideran los medios alternativos de transporte.

Habló, también, de los problemas generados por la polución del aire, y cómo estos pueden afectar la decisión de la gente de usar la bicicleta. Finalmente, comentó que la tendencia del uso de e-bikes o bicicletas electrónicas, que son más baratas que un carro, han representado soluciones logísticas para varios negocios de mensajería y domicilios. “La manera más eficiente de hacer entregas en la ciudad”, según Voodikon.

En tercer lugar, la danesa Lotte Bech, planificadora urbana e integrante de la Embajada del Ciclismo de Dinamarca, reflexionó sobre los avances en Copenhague, capital de su país, uno de los más consolidados en términos de movilidad en el mundo.

“Si entregas infraestructura segura y hermosa, mucha más gente va a usar la bicicleta”, expresó Bech, quien además dijo que lo primordial era desarrollar una conciencia política sobre el valor del ciclismo. Actualmente, un promedio de 41% de los viajes en Copenhague se realizan en bicicleta. Mientras que 30% se hacen en transporte público, 24% en autos, y 5% a pie.

Good, Better, The Best” es el plan que se está implementando desde 2011 hasta 2015 en la capital danesa, y que tiene una inversión de 50 millones de dólares anuales. Como parte de este plan, por ejemplo, está la estrategia “Todos los niños van en bici”, en la cual 150 mil niños van al colegio en bicicleta por dos semanas seguidas. “Si quieres desarrollar una cultura de ciclismo debes hacerlo con los niños”. Además, está el programa “Ciclismo sin edad”, donde 500 voluntarios dan paseos a adultos mayores, para hacerlos sentir incluidos en la dinámica actual de la ciudad.

perspectivas3

Finalmente, Yalena Yerzakovich, gestora de la ciudad de Almaty en Kazajistán, contó la experiencia de esa ciudad que, a pesar de tener unas situaciones muy adversas, está en pleno desarrollo de unas políticas más claras de transporte público incluyente. Almaty tiene 1,6 millones de personas, hay alrededor 537.645 automóviles y apenas el 1% de los viajes se hacen en bicicleta. “Se ve como un transporte para los pobres. Todos sueñan con tener un carro y no creen que la polución venga de los vehículos a motor”, comentó Yerzakovich, quien dijo que el primer paso era un proceso de formación de las autoridades y de los políticos, para luego cambiar la mentalidad de la gente.

Contó que Veloalmaty, colectivo de ciclistas de la ciudad, está educando a conductores de servicio público y a estudiantes, para provechar que “el ciclismo, en términos políticos, es un deporte del que nos sentimos orgullosos”, y poder fomentar su uso cotidiano, a través de la construcción de infraestructura con nuevos estándares de construcción, con diseño y planeación incluyente.