Vinos y maridaje, un top 5 de vinos con ñapa

top 5 de vinos
Les propongo tintos, un blanco y un rosado, de precios cercanos, fáciles de conseguir, de cuatro países, buenos para tomar, mejores para servirlos con comida y con una buena compañía. Espero que les guste este top 5 de 6…
 
Por Juan Felipe Quintero
 
5. Luis Cañas.
5. Luis Cañas.

 

5. Luis Cañas.

Un tinto para sentarse a tapear: chorizo español, salami, jamón serrano, quesos… qué buena compañía para este español creado con las uvas Tempranillo al 95% y Garnacha al 5%. Como todos los tintos, una regla: sirva a 18 grados centígrados: ni al clima, ni frío.

 

 

 

 

4. Trapiche roble.

 

 

4. Trapiche roble.

Decir Malbec es decir Argentina. No hay otro país que haya desarrollado esa variedad con tal gracia, gusto y poder. Es un vino habitual ganador de medalla en la feria Expovinos y si lo descorcha en pleno asado (punta, hurrasco, bife, morcilla) tendrá la combinación perfecta.

 

 

 

 3. Apothic.
3. Apothic.

 

3. Apothic.

Es un vino misterioso. Al primer trago se muestra rebelde, impredecible. Al segundo pronto queremos el tercer brindis. Y todo se explica en que es elaborado con una mezcla de cepas: Zinfandel, Merlot, Syrah y Cabernet Sauvignon. Un californiano que sabe acompañar unas costillas en salsa agridulce o bien, ensayen, una torta de chocolate.

 

 

 

Brisa rosé
Brisa rosé

 

 

2. Brisa rosé.

Con el dulzor justo, con el poder necesario, con la frescura adecuada, este chileno reúne las cepas Cabernet Sauvignon y Merlot. Lo bueno de los rosados es que tienen perfil de vinos blancos, pero espíritu de tintos y así, con esa versatilidad, se manejan en la mesa. Bueno para el atún o el salmón.

 

 

 

 

1. Gramona.

Cuando quiera un vino con burbujas y lea este apellido catalán en la etiqueta, no lo piense dos veces: hágase a una botella y prepare un descorche a 6 grados centígrados, la temperatura ideal para que exprese su magia en gusto y aromas. Lo bueno de los cava es que acompañan tanto carnes rojas como blancas, ensaladas y postres, incluso para brindar y conversar.

 

 

 

Ñapa: El Enemigo.

Otro argentino, elaborado por Alejandro Vigil, un rock star de las viñas. Es un Malbec con el que el enólogo rindió tributo a su hijo recién nacido (“El Enemigo”), en una muestra de muy buen humor, y con el que descrestó el mercado. Ideas de maridaje: solomito sterling, morcilla y, anímese, cheese cake de frutos rojos.