Videojuegos y realidad virtual como estrategia de rehabilitación en salud

Terapias de rehabilitación mediante realidad virtual (Fotos y video cortesía Óscar Yepes)

Tres casos de éxito sobre recuperaciones físicas y neurológicas mediante soluciones de programación. El juego como método para ganar en calidad de vida.

Por Sebastián Aguirre Eastman / sebastian.aguirre@vivirenelpoblado.com

Hace dos años, el fisioterapeuta antioqueño Óscar Yepes, doctorado en Ciencias Biomédicas y radicado en Madrid, creó una aplicación de celulares llamada Mirror Therapy VR. La utiliza en la recuperación de afecciones neurológicas como hemiplejias (parálisis de un lado del cuerpo, producto de una lesión cerebral) y hemiparesias (disminución de la fuerza en un lado del cuerpo).

Publicidad

“Es una combinación de la terapia de espejo con la realidad virtual”, dice. Se refiere a la técnica que tuvo su origen con pacientes amputados, que utiliza el reflejo del miembro que está sano y genera sensaciones de movimiento en la extremidad afectada y estimula su recuperación motriz.

Su colega y amigo, Sebastián Botero, replicó el Mirror Therapy con pacientes con dolor físico, producto de cirugías del hombro por manguito rotador. “Con el uso de realidad virtual, el paciente tendrá un efecto espejo en el brazo que fue intervenido”, afirma.

Sebastián, además, trabaja con videojuegos de la plataforma Wii de Nintendo. Se llama la wiiterapia y se enfoca en la recuperación de esguinces y fracturas de tobillos y rodillas, para restablecer el equilibrio, la fuerza o la estabilidad.

Igual ocurre con los miembros superiores, con videojuegos de boxeo y tenis, por ejemplo, además hay otros de yoga, pilates y de trabajo del abdomen y de la cadera.

Mauricio Betancourt, desarrollador de Indie Level Studio, creador de videojuegos en Medellín, está cerca de terminar La princesa de los mitos, un título hecho a solicitud de un cliente y que servirá para recolectar datos útiles para neurólogos. Será la alternativa para los test presenciales, que resultan aburridos para los menores.

“Está dirigido a niños entre 7 y 8 años, tipo historia o novela gráfica, que les va haciendo preguntas y va midiendo sus respuestas a determinados estímulos”, explica Mauricio. Una vez esté listo, será expuesto en un congreso de neurología en Austria.

El fisioterapeuta Botero destaca que los videojuegos aplicados a la salud mejoran la parte cognitiva, las cualidades físicas y la adherencia de los pacientes. “En niños es muy útil porque es difícil que se concentren. Es un enfoque revolucionario que ayuda a la salud. Obviamente es el complemento de un profesional o un tratamiento”.

Publicidad