Venteros informales, regulados

Venteros informales, regulados
Con control y sensibilización en el uso del espacio público la Alcaldía busca regular el comercio informal

“En El Poblado se realizan operativos los jueves, viernes y sábados. Hay un servicio con 18 unidades que siempre está vigilando las ventas irregulares en el sector. En dichos operativos se cuenta con una móvil que se encarga de las retenciones que sean necesarias”, señala Gabriel Jaime González, subsecretario de Espacio Público y Logística de Ciudad, quien dirige un grupo de funcionarios encargados del control en la comuna 14. En El Poblado, el grupo de operarios realiza los controles por cuadrantes en zonas como el Parque Lleras, la Avenida El Poblado y las cercanías de las estaciones del Metro, entre otras, donde se concentra parte del comercio informal de la comuna.
Recientemente, en el Concejo de Medellín se presentó el proyecto para tener un mayor control de los venteros estacionarios en la vía pública. Se anunció la implementación del Sistema Único de Identificación del Comerciante Informal –Suici-, herramienta que, expresa la Subsecretaría, permitirá no solo recuperar el espacio público, sino actualizar y regular la base de datos de los comerciantes carnetizados.
Desde hace nueve años, Ángel vende aguacates y bananos de la Avenida El Poblado. Él, quien es uno de los comerciantes sin identificar por la Subsecretaría, dice que los constantes operativos de espacio público perjudican su trabajo, por lo que ha tenido que recurrir a estrategias como mantener la pequeña canasta de aguacates oculta en una de las tiendas cercanas. “Antes podía vender 25 mil a 30 mil pesos, pero ahora no porque la gente no los ve. Yo necesito saber qué debo hacer para poder trabajar tranquilamente, ya que esta es la forma de mantener a la familia”, dice.

Sobre la inquietud de Ángel y la de muchos otros con casos similares al suyo, y que hoy también se sienten perseguidos en El Poblado, dice el subsecretario de Espacio Público: “En la actualidad no se están otorgando permisos nuevos para la ocupación del espacio público, debido a la firma de la Resolución 002 de agosto de 2011 en la que se suspendió la entrega de permisos. Para que las personas adquieran un permiso deben dirigirse a la Subsecretaría de Espacio Público y Logística de Ciudad, donde se les informará cómo presentar su solicitud y los documentos que deben anexar. Pero deben tener en cuenta que si poseen otro medio de subsistencia, no se les concederá el permiso”, informa González.
Actualmente, en El Poblado se encuentran 252 comerciantes informales regulados. Es decir, venteros de frutas y comidas, voceadores de prensa, mercaderes de minutos a celular, artesanos, confiteros y cigarreros, entre otros, quienes tienen el permiso de funcionamiento entregado por la Subsecretaría para ocupar el espacio público. “Hasta la fecha no hay carnetizado ninguno de estos enmarcados en Suici, porque este sistema apenas se encuentra en el proyecto y no se ha comenzado a implementar con ninguno de los comerciantes de la ciudad”, aclara el subsecretario de Espacio Público.
“Con este nuevo sistema los comerciantes informales podrán acceder a todos los programas que ofrece la Alcaldía de Medellín. Además, se podrá tener una mayor vigilancia sobre los cerca de 1.400 comerciantes informales de la ciudad, debido a que contará con fotografía, número de cédula, dirección, tipología del comercio, fecha de ingreso y de vencimiento, horario de trabajo y otros datos que facilitarán a la Administración el control de los comerciantes”, señala el subsecretario Gabriel González.
Además de El Poblado, las unidades de control de Espacio Público realizan constantes operativos en los principales sectores de comercio informal de Medellín como la Avenida La Playa, Avenida Oriental, Carabobo, Belén y Laureles.