Vecinos esperan que el tercer contratista tenga la solución definitiva

Inició la instalación de Conconcreto en la zona de obras. Esta compañía, al igual que la interventoría, generan tranquilidad en la comunidad que está ansiosa por superar inconvenientes que derivan en un año de retraso

Por Daniel Palacio Tamayo
daniel.palacio@vivirenelpoblado.com.co
Mientras que la firma Integral avanza con los estudios en la zona de obras, que complementarán los hallazgos de la Universidad de Medellín, cuyos contratos tuvieron un costo cercano a los 28 millones de pesos, y que tienen un plazo cercano a un mes, la firma Conconcreto, elegida por la Empresa de Desarrollo Urbano (EDU), espera definir de qué tipo debe ser la intervención necesaria para brindarle a la ciudad una solución definitiva en Los Balsos con la Inferior.

La constructora llega a la obra por solicitud expresa de Fonvalmed, que buscaba con afán un contratista de alto aperfil para cerrar este tortuoso proceso de la Valorización.

César Alzate, residente Surabaya, urbanización aledaña al intercambio vial, aseguró que en una reunión reciente solicitaron a la Secretaría de Infraestructura de Medellín, que Integral, como firma encargada de los estudios patológicos del túnel de la transversal Inferior, “extendiera esos análisis a todo el sector, como a las urbanizaciones residenciales vecinas Portofino, Tierradentro, Torres del Castillo y la misma Surabaya”, esto debido a que vecinos como Alzate han detectado y denunciado que a raíz de la ejecución de las obras en por lo menos 20 viviendas del sector se han presentado averías como afectaciones en pisos, fachadas y grietas en paredes.

La mayor preocupación para los vecinos es que recientemente se conoció que las pólizas con las que contaban los contratistas exceptuaban daños a terceros. Mejor dicho, como aseguró Alzate, excluía daños en viviendas y solo cubría perjuicios a vehículos, en su letra menuda. De acuerdo con un estudio preliminar de la empresa aseguradora, solicitado por la Alcaldía, se concluyó que los daños en 15 viviendas inspeccionadas, tres vehículos y las afectaciones a las redes de agua y del gas de EPM se podrían calcular en 303 millones de pesos, de los cuales 266 millones corresponden a daños en viviendas.

Aunque los residentes de Surabaya hicieron un estudio patológico a unas 10 viviendas que presentaban fallas, los síntomas de deterioro se han presentado en otras viviendas más, por lo que están solicitando que Integral también revise el estado de esas viviendas y certifique si los daños corresponden a los problemas de las obras. “Sabemos que el Municipio tiene interés en conciliar, pero el problema es que arreglemos las fisuras y ¿qué tal que en seis meses vuelvan a aparecer?, por eso queremos estar seguros con ese estudio de que la situación no se vuelva a repetir”, afirma Alzate .

Estos son algunos de los daños que Vivir en El Poblado pudo evidenciar en urbanizaciones aledañas a la obra
La tranquilidad para los vecinos consultados por Vivir en El Poblado está en el prestigio de las dos compañías seleccionadas. “No tenemos inconveniente, Integral es una empresa con tradición y nombre que no deja margen de duda. Igualmente Conconcreto. Con Gisaico nos sentimos muy bien respaldados, que fue muy responsable en la solución que trató de dar después del conflicto con el primer contratista”, afirmó Alzate.

Lucía Restrepo, presidente del consejo de administración de Portofino, aseguró que aunque “Conconcreto e Integral, son de mucha reputación, la Alcaldía lleva más de un año diciendo en reuniones que va a cumplir. Nosotros salimos esperanzados de allá y después van pasando los días y nada”. En igual sentido se refiere Olga Ospina, vecina de Los Balsos con la Inferior, quien espera que estas dos empresas sean capaces de sortear esos “problemas tan terribles y aburridores, pero que son solucionables”.

Jaime Palacio, residente del conjunto residencial Portofino, pidió soluciones prontas ante lo que para él es un “elefante blanco” que se ha traducido para los residentes de la zona en sinónimo de tacos, choques e incomodidades imposibles de solucionar pese a las adiciones presupuestales que le han hecho hasta el momento a esa obra y que podrían valer unos 2 mil millones más, adicional al dinero cobrado por la EDU por la administración del contrato con Fonvalmed.



Actas de vecindad cobran mayor importancia
La instalación de Conconcreto como nuevo contratista de obra de Los Balsos con la Inferior, obligó a realizar de nuevo las actas de vecindad, por medio de las cuales se registra el estado actual de las viviendas cercanas a las obras y que servirán de evidencia en “caso de que se presente variación en la situación de alguna propiedad”, según explicó Fonvalmed.

Las actas de vecindad se hacen conjuntamente entre el contratista y la interventoría, quienes tienen personal debidamente identificado en terreno para ingresar, posterior a la autorización del propietario del inmueble, para tomar fotografías de techos, muros, ventanas, pisos y otros datos relevantes.


Posteriormente, contratista e interventor le harán llegar a la vivienda el acta de vecindad que consta del registro fotográfico impreso para el visto bueno y la firma del propietario del inmueble. Las autoridades advirtieron que si el contratista no puede adelantar este procedimiento, se dejará constancia “ante la inspección de El Poblado por negación del propietario”.

Hasta el momento, las actas de vecindad solo se adelantarán en las unidades residenciales Torres del Castillo, Surabaya, Princesa Plaza y Montevideo, las cuales se encuentran, según los responsables, en la zona de influencia de la obra.


El 26 de octubre Integral entregará el diagnóstico

Luz Marina López Orozco, Secretaria de Infraestructura Física de Medellín, aseguró que tal y como lo prometieron la firma Integral entregaría en un mes, es decir, el próximo 21 de octubre el informe que detalla los hallazgos tras la revisión de toda la obra de Balsos con Inferior y que complementaría el realizado por la Universidad de Medellín.

La funcionaria se comprometió a “entregar la obra en buenas condiciones” y negó que se estén contemplando nuevos derrames de valorización, pues “si en el futuro llegan a hacer falta recursos el municipio miraría cómo los repone”.

En cuanto a los daños presentados en algunas viviendas, principalmente en Surabaya, López Orozco reiteró la voluntad de conciliar con los afectados y afirmó que sigue en revisión la propuesta de ellos de que la firma Integral se encargue de la revisión patológica de las cerca de 20 viviendas que presentan daños y que “no fueron cubiertas por las pólizas que se tenían ya sea porque en la letra menuda se excluían este tipo de casos o porque al ser un daño menor no lo cubría el deducible”.

La Secretaría de Infraestructura aseguró que ya se adelantan las diligencias para adelantar las reclamaciones ante los posibles responsables de que esta obra, una de las incluidas en el paquete de valorización de El Poblado, haya presentado tal número de inconvenientes. “Estamos adelantando los procesos, porque posiblemente somos muchos, porque una obra de ingeniería no falla por un único error, cuando falla es cuando hubo una acumulación de errores en el proceso”, enfatizó la funcionaria.