Van dos meses de limbo para las Publik

Aún se desconoce el futuro de las estructuras informativas que fueron desmontadas en 22 puntos de la ciudad, varios de ellos en El Poblado 

Por Daniel Palacio Tamayo

Desde diciembre de 2015 que se terminó el desmonte, atendiendo una orden judicial, de las pantallas Publik instaladas por toda la ciudad, quedaron varios escenarios. Uno de los más tristes está en el parque de El Poblado, en la que se retiró por completo el reloj electrónico, pero quedaron los tornillos en el piso.

El gerente comercial de Vallas y Avisos, Walter Henao, asegura que quedó tranquilo con la decisión judicial que les dio la razón, en la que alegaban que la empresa Publik, no contaba con los permisos requeridos para el funcionamiento de las pantallas electrónicas ni pagaban impuestos, por lo que ordenó el desmonte.

La historia de este pleito inició cuando Publik subió la altura del tablero instalado en el Parque de El Poblado y tapó la visual de la valla instalada por la competencia en la parte superior del edificio ubicado en el costado sur, por lo que los representantes legales de Vallas y Avisos, instauraron la acción popular en 2011, que fue fallada a su favor.

Vivir en El Poblado, intentó hasta el cierre de esta edición comunicarse con el gerente de Publik, Jorge Giraldo, para conocer su opinión y saber el futuro de los tableros, pero no ha sido posible obtener una respuesta, aunque ha afirmado en otros medios que este es un caso de competencia desleal.