Valorización, al rojo vivo

   
  
   
 A medida que se acerca la construcción de los proyectos viales mediante el sistema de valorización, más se agita el tema en Medellín, sobre todo en El Poblado. Por eso, en el debate realizado en días recientes en el recinto del Concejo por citación del concejal Federico Gutiérrez, se oyeron con más énfasis los argumentos en pro y en contra, las preocupaciones, sugerencias, las alertas, los inconformismos y los aciertos de una figura que revive en la ciudad para construir obras públicas con el bolsillo de los ciudadanos.
En el debate se escucharon los pronunciamientos de la Administración Municipal, por intermedio del hoy Director del Fondo de Valorización de Medellín –Fonval-, Luis Alberto García, y del Secretario de Hacienda, Iván Mauricio Pérez, quienes defendieron el proceso y las 14 obras viales decretadas para construir durante este periodo administrativo que está a un año y siete meses de terminar.
Se conocieron también las posiciones de varios concejales y de algunos representantes de la comunidad de El Poblado, como la Junta de Representantes de Propietarios y Poseedores, Corpoblado, la Veeduría Ciudadana Poblado, abogados asesores de conjuntos residenciales, entre ellos el especialista en derecho ambiental Luis Guillermo Mesa. Así mismo, expresó sus puntos de vista la Lonja de Propiedad Raíz de Medellín a través de su Presidente, Federico Estrada.
 
  
 La Alcaldía
Resolver diez preguntas sobre la valorización, fue el motivo de la citación del Concejo a la Administración Municipal: cómo se han socializado el proceso y los diseños en El Poblado, cómo avanza el estudio socioeconómico, por qué las 22 obras aprobadas por el Concejo en el Plan de Desarrollo se redujeron a 14, de qué forma se hará el derrame de valorización, cuándo empezarán los cobros, cuando iniciarán y terminarán las obras, fueron los interrogantes.
En respuesta, la Alcaldía informó que la reducción en el número de proyectos viales obedece a una consideración del momento económico y que mientras las 22 obras tendrían un costo de 477 mil millones de pesos, las 14 decretadas valdrán 265.589 millones de pesos. Agregó que se iniciarán en la segunda quincena de mayo con el puente de la Calle 4 Sur -cuyas aproximaciones viales serán cobradas por valorización en El Poblado- y concluirán en el segundo semestre de 2012, es decir, en la próxima Administración Municipal, dependiendo de los estudios de factibilidad.
En cuanto al avance del estudio socioeconómico y las encuestas, elementos fundamentales para determinar los cobros que se harán a los habitantes de estratos 4, 5 y 6 de la Comuna 14, la Alcaldía aseguró que están adelantados en un 80%. En ellos han participado el Instituto Tecnológico Metropolitano y el Centro de Estudios Socioeconómicos de la Universidad Nacional.

Veeduría Ciudadana Poblado
Franco León Guerrero, Presidente de la Veeduría Ciudadana El Poblado, si bien se mostró de acuerdo con la figura de valorización como instrumento para la ejecución de obras de beneficio comunitario, desaprobó la presentación que hizo la Alcaldía de las 14 obras decretadas porque “no muestran una coherencia que debe partir de un concepto de sistema que rige para los diseño viales”. También objetó que los estudios de prefactibilidad arrojen que el radio de influencia del puente de la Calle 4 Sur son los barrios cercanos en El Poblado, “cuando hay unos sistemas productivos o de servicios, como el del aeropuerto, que se van a beneficiar en mayor medida que los residentes de El Poblado”. Por último, cuestionó que la Alcaldía no considere en la decretación y en su documento de prefactibilidad “factores que desvaloricen los inmuebles”.

Corpoblado
Diego Restrepo, Presidente de Corpoblado, criticó asuntos como la baja participación ciudadana en la elección de Junta de Representantes de Propietarios y Poseedores, y los atrasos en los cronogramas de trabajo presentados por la Administración Municipal. Pidió tener en cuenta las consideraciones de dicha Junta sobre el diseño de las obras y no desatender los temores de algunos gremios y colectivos acerca de que los habitantes de El Poblado no obtendrían los beneficios que se espera con su aporte a la valorización, lo cual pondría en peligro tanto el proyecto de El Poblado como el renacimiento de la figura de valorización en Medellín.
Con respecto a la Avenida 34, la consideró una “fractura de ciudad”, similar a la ocasionada años atrás con la Avenida Oriental, y pidió analizarla no solo desde la movilidad sino desde aspectos como la vocación residencial del sector y la destinación comercial de algunos inmuebles.
Al igual que varios de quienes se pronunciaron en este debate, Corpoblado instó a la Alcaldía a ampliar la zona de citación al sector industrial de Guayabal, pues “hoy solo El Poblado aportará por obras que son de beneficio de toda el Área Metropolitana”. Finalmente recomendó estudiar a fondo los efectos ambientales y sociales y efectuar una mejor comunicación sobre el proceso, utilizando para ello la factura del impuesto predial.

Conclusiones y propuestas
“El proceso de valorización debe continuar y realizarse con celeridad, pero de forma justa con los habitantes del sector y priorizando obras que mejoren la movilidad”, fue una de las conclusiones que presentó al finalizar el debate el concejal Federico Gutiérrez. Expresó además la preocupación porque únicamente fueran decretados 14 de los 22 proyectos viales aprobados por el Concejo en el Plan de Desarrollo, y se excluyeran los desniveles entre las lomas y las transversales. Así mismo solicitó evaluar la pertinencia en términos de movilidad de la ampliación de la Avenida 34, dados los traumatismos que generará en el sector, y más bien proponer y priorizar otros medios de transporte público efectivo, como el tranvía en la 34, para el cual la Alcaldía podría conseguir un empréstito. “Es importante tener en cuenta que entre más vías se construyan, más carros habrá. Por lo tanto es indispensable presentar soluciones alternativas de transporte que acompañen la construcción de vías”, dijo. Otra de sus propuestas fue no limitar la valorización al desarrollo de obras viales sino de espacios públicos en la Comuna 14, como un gran parque, ciclorrutas y bibliotecas. Por último, sugirió considerar la participación del Área Metropolitana en las vías de más influencia e informar detalladamente a la comunidad sobre todo el proceso.

Las unidades residenciales
En representación de varias unidades residenciales, el abogado especialista en derecho ambiental, Luis Guillermo Mesa, rechazó el daño ecológico que, en su opinión, causarán obras como la prolongación de Los Parra hacia Las Vegas y solicitó a la Alcaldía que antes de emprender los proyectos, presente a la comunidad los estudios de impacto ambiental, con el fin de que “haya un consenso y se puedan definir en forma concertada las medidas de prevención, corrección, compensación y mitigación de impactos y efectos negativos”. Así mismo, pidió la presentación de alternativas ambientales, someter las obras a ejecutar a una consulta popular, construir algunas de ellas con recursos del Área Metropolitana y del Municipio y convocar a una audiencia pública ambiental y a un cabildo abierto.

 
  
  
  
 Junta de Representantes
Ignacio Arbeláez, Presidente de la Junta de Representantes de Propietarios y Poseedores de El Poblado, insistió en que se deben construir las 22 obras contempladas por el Plan de Desarrollo, para lo cual la Alcaldía debe decretar las ocho que fueron excluidas. Reiteró su iniciativa de que “la empresa ISA regale al Municipio la intersección que es puerta de entrada a sus oficinas”, refiriéndose a la prolongación de Los Balsos hasta la Superior.
Federico Estrada, Presidente de la Lonja de Propiedad Raíz, fue otro de los partidarios de ejecutar los 22 proyectos del plan vial y también sostuvo la tesis de que el puente de la 4 Sur tiene impacto metropolitano, lo que incidiría en su financiación.