Urgencias en Medellín mejoran gracias al Ciga, dice Federico Gutiérrez

La estrategia que busca optimizar los servicios de emergencia en salud de Medellín arrojó números positivos en el primer mes de implementación.
 
urgencias salud cortesia
 
Los serivicios de atención en urgencias mejoraron con la descongestión, informó Metrolsalud. Foto cortesía @Metrosalud
 
Por José Fernando Serna Osorio
 

El alcalde de Medellín Federico Gutiérrez y las autoridades de salud de la capital antioqueña entregaron un buen balance tras cumplirse un mes en funcionamiento de la estrategia del Centro Integrado de Gestión del Acceso en Salud (Ciga) que busca optimizar y mejorar los servicios de urgencias en la ciudad.

Gutiérrez señaló que el sistema de información que han implementado para redireccionar a los pacientes de acuerdo a su nivel de complejidad en los diferentes centros de salud, ha permitido la desaturarización en las urgencias de los hospitales.

“A un mes estamos hablando de 6.651 pacientes que han sido redireccionados. Aspiramos a tener por mes 12 mil pacientes, lo que significaría un 30 por ciento de desaturarización. Este primer mes el balance es muy satisfactorio, porque hemos logrado un 15 por ciento, mejorando las condiciones de prestación del servicio”, señaló el Alcalde.

La preocupante situación de la salud en Colombia y las precarias condiciones en que se atiende a los usuarios hizo que Medellín tomara la decisión de implementar esta estrategia en la que se redistribuyen los pacientes sin importar la EPS a la que esté vinculada. Un reciente estudio de Medellín cómo vamos reveló que entre 2008 y 2015, el 95 por ciento de los 2.5 millones de personas aseguradas al sistema de seguridad social en salud de la ciudad hicieron uso del servicio, pero la atención no fue la indicada.

“Cuando se les pregunta a los ciudadanos de Medellín cuántos días transcurrieron entre el momento de pedir la cita y el momento de recibir el servicio, para 2014 y 2015 se encuentra que, en promedio el 51,2% manifestaron que transcurrieron entre 1 y 5 días desde que pidieron la cita hasta que recibieron el servicio. Pero un 32,6% de los usuarios esperaron más de 11 días para ello”, señala el informe de Medellín cómo vamos.

Frente a esta situación, el alcalde Gutiérrez precisó que el tema de cobertura y atención de salud ha sido de gran preocupación para su gobierno por la congestión y precariedad en la prestación del servicio. “Ver los centros de Metrosalud repletos con personas de edad, enfermos, con niños en brazos desde las 4:00 de la mañana haciendo fila, a ver si alcanzan un ficho y muchas veces se quedaban sin atención. Algo inhumano”, comentó.

De acuerdo con la Secretaría de Salud de Medellín, el 45 por ciento de los pacientes que llegan a los servicios de urgencias de alta complejidad en la ciudad podrían ser atendidos en otros centros asistenciales.

¿Cómo funciona? 
El usuarios se presenta en un servicio de urgencias donde se evalúa, y tras el análisis médico se determina la prioridad en la atención a través de un triage. El resultado que arroje esta prueba establece el tipo de atención que irá consignada en el Ciga y donde en un término menor a 15 minutos la EPS le tendrá que generar una consulta externa o prioritaria en un plazo no mayor a 24 o 72 horas, dependiendo la clasificación del examen. En caso que la EPS no responda a la solicitud, la Secretaría de Salud le asignará la consulta en el centro de salud más cercano a la residencia del usuario.