Una ventana para nuevos artistas

Una ventana para nuevos artistas
“Residir: de la venta hacía adentro, de la ventana hacia afuera”, es la propuesta de Salones Regionales de Artistas Centro Occidente, que se expone en el Mamm

En la nave central del Museo de Arte Moderno de Medellín, María Paulina Torres, estudiante de Artes Plásticas de la Universidad de Antioquia, observa con atención la obra “Construcciones frágiles para un final del mundo”, del artista paisa Alejandro Tobón Rojas. Esta es una réplica del planeta tierra, según la descripción del artista, construida con “pedazos de camas, sillas rotas con clavos, escaparates, comedores, mesas de noche con residuos de maquillaje, repisas, puertas, ventanas, palos que sostenían un viejo mesón donde quizás se cocinaban los alimentos de alguna familia, todos por lo general malolientes, putrefactos, con polilla y tal vez contaminados de algún individuo que muere a causa de un virus o bacteria”.
“Me impactó mucho esta obra porque sentí que el mundo en que vivimos es en sí un basurero. Además que podemos ver a través de él y desde su interior observar lo que hay afuera. Es como una manera de mirarnos a nosotros mismos”, dice la espectadora mientras contempla la estructura de madera, que hace parte de las 21 obras de la catorceava versión de los Salones Regionales de Artistas -Centro Occidente- que se presenta en el Mamm.

El legado de una residencia artística
Esta exposición, que se exhibe desde el pasado 13 de junio y va hasta el 22 de julio, cuando las obras se trasladen al Museo de Arte de Pereira, se enmarca dentro de la propuesta llamada Residir: de la ventana hacia adentro y de la ventana hacia afuera, la cual fue seleccionada durante un proceso de residencia artística en la zona rural de Montenegro -Quindío- a cargo del colectivo de curadores “Residencia en Tierra”, ganadores de la beca del Ministerio de Cultura.
Este colectivo está integrado por Daniel Santiago Salguero, Sebastián Cruz, Elena Landínez, Pedro Nicolás Villegas y Fátima Vélez, quienes destacan las residencias de artistas como la plataforma que moviliza a creadores y, con ellos, formas de pensamiento e intercambio entre culturas.
“El enfoque curatorial de esta exposición tiene que ver con cómo los artistas habitan el mundo, cómo moran sus espacios, cómo se relacionan simbólicamente con los lugares, no solo con los espacios físicos sino, por ejemplo, con el cuerpo, el paisaje, la geografía, sus espacios íntimos. Es una exposición que intenta reflexionar o evidenciar cómo los artistas a partir de sus miradas se crean”, explica Juliana Cardona, coordinadora de la exposición en el Mamm.
Además de las 15 obras escogidas en la residencia artística, entre las que se encuentran “La Primavera”, de Jorge Iván Agudelo; “Colombia, Tierra de luz”, de Santiago Escobar; y “La Ventana Indiscreta”, de Estefanía González, entre otras, el colectivo “Residencia en Tierra” invitó a otros seis artistas que no hicieron parte del proceso de residencia, para complementar la exposición.

Los Salones Regionales
El Ministerio de Cultura es el gestor del programa Salones Regionales y Salón Nacional de Artistas, creado en 1976 como una necesidad de revisar el arte desde el contexto de las regiones. El programa, que ha sido planteado como un espacio de discusión y reflexión de las artes visuales y contemporáneas, ofrece plataformas de debate en torno a la investigación, la formación, la creación y el lugar del pensamiento creativo dentro del universo sociocultural.
Este espacio, dedicado sobre todo a jóvenes y nuevos artistas, se ha convertido en uno de los eventos de mayor importancia en la escena del arte colombiano, puesto que busca la democratización del arte y el fortalecimiento de los programas y proyectos artísticos.
“Para el Museo y la ciudad es muy importante tener estos espacios porque es la plataforma para reconocer nuevos nombres dentro de la escena artística. También porque reconoce las diferentes practicas creativas en otras ciudades y lugares del país que si no fuera por este evento no se conocerían. Generalmente vamos a reconocer a los artistas que están en el centro y la periferia, que por diferentes razones no tienen posibilidad de mostrarse. El año entrante estas serán las obras que representen al país en el Salón Nacional de Artistas”, comenta Juliana Cardona.
Los Salones Regionales, que son organizados cada tres años, realizan exposiciones en siete zonas del país, y en cada una de ellas se expone la producción artística de cada región. En este caso, la Centrooccidental convoca a artistas de los departamentos de Antioquia, Caldas, Quindío y Risaralda.