Una misma pasión: bailar

Directores, coreógrafos y academias se encuentran en Oviedo es Danza

¿Qué nos hace parar de la silla, mover los pies y las manos, desplazarnos de un lado para el otro, llevar la cabeza de atrás para adelante, hacer ondear nuestro cuerpo? De los diferentes ritmos musicales que pueden lograrlo, es decir, hacernos bailar, habrá una muestra el 18 de octubre, desde las 12 m hasta las 8 pm, en la quinta versión de Oviedo es Danza, evento que reunirá a 957 niños y jóvenes de 27 academias de baile y colegios, en el Centro Comercial Oviedo.

Por ejemplo, a Cristina Franco, de 21 años, le llamó la atención una palabra que empezó a rodar en las calles de Medellín: “urbano”. No sabía qué era y tuvo una simple curiosidad. “A uno le dicen ‘urbano’ y ‘urbano’ son muchas cosas”, dice. “¡Es algo muy grande, que se estudia igual que otro género como la salsa!”. Lo descubrió luego de entrar a la academia Urban Flow, en donde cuenta con su profesora Alexa Gall, una alemana, a quien le gustó la música urbana, su baile, su historia y todo lo que envuelve a esta cultura. Se preparó en Alemania y en Nueva York y desde 2007 enseña en Medellín. Además del hip hop, el breakdance y el dance hall, los estilos que hacen única a esa academia son el locking y el house. Algunas de sus presentaciones serán un show de house en donde hay bastante trabajo con los pies, una mezcla de hip hop con todos los estilos (a la que se unirá el grupo Souledad de la comuna 12, La América) y una representación de la academia en el año 2062, donde abuelitos bailarán felices.

“Disfruten”
“Lo más importante es que vamos a presentar danzas de carácter, como se le llama a las danzas del folclor europeo, y estas siempre están dentro de los grandes ballets clásicos”, dice la coreógrafa cubana Dayma Cala, del Ballet Metropolitano de Medellín, quien llegó a la ciudad en febrero de 2014 para preparar a los bailarines. Representarán los bailes típicos del ballet: la bayadera y la tarantela. “La tarantela es muy alegre, colorida, se baila con panderetas, además la gente la disfruta mucho”, dice entre risas y emocionada. A sus alumnos les dice: “disfruten y háganlo de corazón porque bailar es entregar lo que se ha aprendido”.

“¡Hemos estado en todas las versiones de Oviedo es Danza! Nos encanta la posibilidad de que nuestros alumnos se presenten no solo ante la familia sino ante la comunidad de danza de la ciudad. Es un espacio para que los vean y al mismo tiempo ver lo que otras academias están haciendo”, expresa Mariana Tobón, directora de Be Academy, que tiene como fuerte el jazz y el hip hop. Este año presentará un espectáculo de tango electrónico y niñas desde los nueve a los veinte años harán parte de una misma coreografía, bailando canciones como Lemonade, de Dannity Kane; Anything for you, de Ginette Claudette, y She came to give it to you, de Usher.

Al evento se une la iniciativa Modo Rosa, que generará conciencia para la prevención temprana del cáncer de seno, con una presentación a cargo de profesores y bailarines de cinco academias.