Una adopción corta y maravillosa

En la Fiesta del Libro y la Cultura
Una adopción corta y maravillosa
Una estrategia para fomentar la lectura y la escritura en instituciones educativas y bibliotecas


Saúl Álvarez Lara en la I.E. Luis Carlos Galán Sarmiento

Adoptar temporalmente está de moda por estos días en la ciudad. No es una adopción tradicional, pues los adoptantes no son una pareja sino un grupo de alumnos de colegio, y los adoptados son adultos, todos con una característica común: son escritores.

Desde el 21 de agosto y hasta mediados de septiembre están en proceso 84 adopciones de este tipo en colegios y bibliotecas públicas, en su mayoría de Medellín. “Adopta un autor” es el nombre de esta iniciativa de la Fiesta del Libro y la Cultura, y este año llega a su segunda versión. Consiste en que escritores locales –en esta ocasión Patricia Nieto, Jorge Franco, Ricardo Silva, Mario Mendoza, Esteban Carlos Mejía, Ignacio Piedrahita, Miguel Rivas, Juan José Hoyos, Cristina Toro, Guillermo Cardona, Juan Manuel Roca, Claudia Ivonne Giraldo, Evelio Rosero, Irene Vasco, Esther Fleisacher, Andrés Burgos y Saúl Álvarez Lara, entre otros– e internacionales –Mempo Giardinelli (Argentina), Eva Mejuto (España), Andrés Neuman (Argentina), Leopoldo Brizuela (Argentina), Guadalupe Nettel (México) y Martin Kohan (Argentina), entre otros–, sean adoptados cada uno por una institución diferente.


Esther Fleisacher en la I.E. José Horacio Betancur (Foto cortesía)

Un encuentro diferente
Con “Adopta un autor”, niños y jóvenes conocen, leen y estudian durante dos meses y medio a un escritor con el que tendrán un encuentro para poner sobre la mesa todo aquello que durante la lectura de una o varias de sus obras despertó su interés. Los organizadores de la Fiesta del Libro también explican: “La naturaleza de la actividad que se realizará con cada escritor la definen las mismas instituciones. Puede ser un acto cívico, una tertulia, un homenaje, una presentación artística o cualquier idea que surja mientras sucede la aproximación con los libros”.

Este año los autores ya empezaron a visitar los 71 colegios públicos y privados, las 19 bibliotecas y demás instituciones que hacen parte del proceso. En El Poblado, por ejemplo, los establecimientos educativos Santa Catalina De Sena, San José de Las Vegas, Los Cedros y la Colegiatura adoptaron a los escritores Marco Tulio Aguilera, Andrés Neuman, María Cristina Restrepo y Eva Mejuto, respectivamente.


En 2013, estas alumnas de la I.E Javiera Londoño adoptaron a Héctor Abad Faciolince

La novedad en 2014 con respecto a 2013, además de que el número de autores adoptados pasó de 36 a 84, es que gracias a la Alianza Medellín Antioquia por la educación (AMA), 20 profesores de diferentes regiones del departamento adoptaron un autor con el que se reunirán durante la Fiesta. También participarán instituciones educativas de Vigía del Fuerte, Támesis, Tarso y Titiribí, convocadas por la Red del Lenguaje de Antioquia. Igualmente se unen el Museo de Arte Moderno de Medellín (Mamm) mediante el programa “La ciudad de los niños”, y el Grupo de Bibliotecas Escolares de Medellín (Grube).

Leer, pensar y crear
Saúl Álvarez Lara es uno de los escritores que este año repite. Lo adoptaron los alumnos de octavo y noveno grado de la I.E. José Acevedo y Gómez, de Guayabal, y están leyendo su libro de cuentos El sótano del cielo, editado por la Universidad Eafit. “Es una situación muy emocionante porque te encuentras con unos muchachos que no solo leyeron lo que has escrito sino que empezaron a mirarlo desde ángulos distintos”, cuenta Saúl. El año pasado, por ejemplo, en el colegio Luis Carlos Galán –en Enciso– hicieron obra de teatro, dibujos, poesías, a partir de unos cuentos e historias escritas por él. “Lo que me parece bueno –continúa– es que esta iniciativa les propone una forma de leer, les propone pensar en lo que leen y partir de ahí para crear, pero lo fundamental de todo el ejercicio es que los acerca a la lectura, los pone a leer”.