Un regalo de Navidad para nuestro planeta

Un regalo de Navidad para nuestro planeta
En esta época los invitamos a detenerse un momento y darle al planeta un regalo de Navidad.
Estamos en la época de la alegría, del compartir, de la familia, de las vacaciones, de los amigos, de soñar que todo será mejor. Luces, fiestas, regalos y un gran olvidado: el Planeta Tierra, nuestro hogar. Sin darnos cuenta multiplicamos el consumo, la basura, la contaminación, el tráfico de fauna silvestre, la energía. Para decirlo en el lenguaje actual: crecemos nuestra huella sobre el planeta, caminamos sobre él con los zapatos grandes, olvidando que su capacidad es limitada.
En esta época los invitamos a detenerse un momento y darle al planeta un regalo de Navidad… pequeños pasos expresados en acciones sencillas que están en nuestras manos pueden generar impactos globales.
Ser más conscientes a la hora de empacar nuestros obsequios de Navidad, evitar elevar globos; no tirar la basura, recogerla; ahorrar el agua y la energía; compartir nuestro vehículo y mantenerlo en buen estado; no tener fauna silvestre como mascota; no usar musgo ni plantas silvestres; reciclar, reparar, volver a utilizar. Entre todos sumaremos miles de millones de esfuerzos que cambiarán el rumbo de la nave que nos lleva por el espacio.
Recordemos una reflexión del escritor argentino Jorge Luis Borges, tomada de su libro Historia de la Eternidad: “El Universo requiere la eternidad… por eso afirmar que la conservación de este mundo es una perpetua creación y que los verbos conservar y crear, tan enemistados aquí son sinónimos en el cielo”.
Copenhague 09
Una decisión que puede asegurar el futuro del Planeta
Entre el 7 y el 19 de diciembre se realiza en Copenhague la Conferencia de la Organización de la Naciones Unidad sobre el cambio climático, en dónde los líderes mundiales se reunirán para decidir cómo vamos a combatir el cambio climático. Este es un momento crucial para el Planeta, ya que lo que se decida tendrá consecuencias directas sobre la ecología, la economía y la sociedad. Si estos líderes llegan a un buen acuerdo que se traducirá en una gestión adecuada de los recursos del planeta. De lo contrario, un resultado insuficiente podría conducirnos a un caos mundial en el que cada país y sector de la economía defienda sus propios intereses generando así mayores alteraciones climáticas y catástrofes mundiales.
Esta reunión se presenta como una elección de dos caras: o aseguramos el futuro de la Tierra o elegimos el cambio climático. Este es un momento crítico para todos los habitantes del planeta. Confiemos en que los líderes que elegimos puedan dejar a un lado los intereses particulares y tomen decisiones globales que nos beneficien a todos. Más información, en inglés, en http://cop15.panda.org