Un proyecto que suena

 
 
   
 La queja viene de años atrás, por eso el 11 de octubre de 2006 los animales fueron recogidos y dejados en el Centro de Bienestar Animal La Perla durante 3 meses, “pero fueron devueltos porque Franco Angelo Repol Velásquez, habitante del lote, les mintió y les dijo que llevaría los animales a una finca en Santa Elena, pero no cumplió con esto y son los que actualmente tiene en el lote,” informó Lucrecia Restrepo, Inspectora de Permanencia Cuarta.

Esperemos que nos vaya bien
Ç Este año las quejas se volvieron hacer sentir por lo que Luz Estella Giraldo, de la Subsecretaría de Gobierno – Apoyo a la Justicia, solicitó a la Inspectora de Permanencia Cuarta y a la Inspección de Policía 14B ir a observar la situación. “Estamos coordinando con el veterinario de La Perla una visita al lote y así poder verificar el estado de los animales, pero Franco Angelo Repol Velásquez no permanece en el lugar,” señaló Ana María Arredondo, Inspectora 14B de Policía y agregó: “Esperemos que nos vaya bien el día que vayamos.”

La DNE no responde
El lote se encuentra en extinción de dominio por la Dirección Nacional de Estupefacientes, DNE, entidad que solicitó a Vivir en El Poblado enviar una carta por correo para recibir información acerca del lugar. La carta, más un correo electrónico y un fax, fueron enviados hace 2 semanas, y hasta el momento no se ha recibido respuesta, lo que no es de extrañar, pues Lucrecia Restrepo ya les ha enviado 2 peticiones, una el año pasado, y la otra el 31 de enero de este año solicitando información sobre el lote. La respuesta se da por sí sola, el lote está abandonado a pesar de estar en proceso de extinción de dominio, la DNE no hace debido mantenimiento ni vigila que allí se presenten acciones que atentan contra el bien común.

Otro problema
Un problema más que se presenta en el lote, tiene que ver con la quebrada La Paulita, al respecto, Elkin Vanegas, de la Secretaría del Medio Ambiente, anotó: “La quebrada desde su nacimiento presenta una alta intervención antrópica con nuevas urbanizaciones que no respetan sus zonas de retiro; la quebrada, sus suelos y subsuelos han sido modificados alterando los niveles naturales de agua interna, un tratamiento inadecuado que permite la compensación y reacomodación natural de la quebrada.”

“La quebrada está recuperando las áreas que le fueron modificadas y reducidas, además de los terrenos por donde antes circuló y fluyó naturalmente, está recuperando sus llanuras naturales de inundación y amortiguación, y áreas extensas y naturales de drenajes que han sido invadidas y modificadas por procesos urbanísticos, por eso los trabajos que se realizaron corrigiendo una infiltración de aguas subterráneas que al parecer bajan desde la Transversal Inferior entre las calles 12Sur y 20Sur.”

Un excelente proyecto
El lote, una valiosa zona ecológica, podría convertirse en un pulmón verde para El Poblado, afirmó Óscar Betancur, miembro de la Fundación Todos Podemos Ayudar, quien informó tener planeada una nueva cita con la Alcaldía, esta vez con la Secretaría del Medio Ambiente para analizar la idea de desarrollar un proyecto que conserve la zona para intereses ambientales en un principio.

Jhon Jaiver Jaramillo, Secretario de Servicios Administrativos de la Alcaldía, la primera persona con la que se citó Óscar Betancur, dejó entrever que dejar el lugar como reserva ecológica, le suena a la Alcaldía. “Estamos analizando el proyecto desde los puntos de vista social, económico, ambiental, y funcional.”

Ese tipo de temas son fundamentales para El Poblado, afirma Hernán Darío Fuentes, Presidente de la Junta Administradora Local. “Es un espacio que necesita la comuna y la ciudad, muy bueno que sea una iniciativa ciudadana que lógico contará con el apoyo de cada uno de los ediles, pues el tema ambiental es importante para nosotros.”