“Un POT es más que índices”

Así lo considera la Cámara Colombiana de la Infraestructura, gremio al que le preocupa el modelo de movilidad que contempla el POT que hoy se debate


< José Fernando Villegas. Foto cortesía

Durante dos años, los gremios de la ciudad trabajaron conjuntamente un documento que fue entregado a la actual administración municipal, como aporte para la discusión y revisión del Plan de Ordenamiento Territorial (POT) que hoy se adelanta en el Concejo de Medellín. Particularmente a la Cámara Colombiana de la Infraestructura Seccional Antioquia, correspondió profundizar sobre el tema de movilidad en la ciudad. Para su director ejecutivo, José Fernando Villegas, si bien el Municipio ha hecho un trabajo serio, riguroso y muy técnico con respecto al POT, no está de acuerdo con su propuesta de movilidad en lo referente a un cambio de paradigmas. Considera que es inadecuado traer y copiar lo que pasa en otras ciudades en relación con la movilidad. Las siguientes, son algunas de las apreciaciones del directivo gremial:

“No es un copy paste”
“El vehículo deja de estar en la cima de la pirámide y se encumbra el peatón y la bicicleta como transporte para tramos cortos y transporte público para largos. Así, se ofrece a las personas la posibilidad de que puedan movilizarse de manera más amigable con su salud y el medio ambiente.

Coincidimos cuando plantean que hay que mirar la ciudad alrededor del río; que hay que priorizar el sistema peatonal; que hay que tratar de estimular el transporte público, pero en lo que estamos en desacuerdo es cuando ellos (el Municipio) dicen que hay que hacerlo a costa del transporte privado o de otros sistemas de transporte. Eso se está haciendo de manera eficaz en otras partes del mundo y, claro, están priorizando el tema peatonal y el transporte público, pero no están acabando con el tema vehicular. Esas ideas se están trayendo desde otras ciudades como Vancouver, Barcelona, Madrid y París pero no se pueden implementar en Medellín. Cuando usted se va para estas ciudades, ya tienen toda su infraestructura vial, ya tuvieron un crecimiento económico y la mayoría de la gente adquirió vehículos; son ciudades con una economía lo suficientemente madura, y en Colombia no pasa eso.

En Colombia, como los mismos funcionarios nos dicen, la taza de motorización es muy baja, la economía está creciendo y el gran potencial de crecimiento del sector automotriz en el mundo, está en Latinoamérica y por supuesto entonces en Colombia. En Europa y Estados Unidos no es así porque son economías consolidadas, maduras”.

“Cuando uno mira ciudades europeas o americanas que ya tienen la infraestructura y todos los sistemas de autopistas, aunque tengan problemas de movilidad, allá dicen: ‘venga, prioricemos el transporte peatonal, el trasporte público’, y lo están poniendo cada vez más competitivo para desestimular el uso del vehículo privado, pero es que ya tienen toda el sistema de infraestructura vial listo, entonces pueden, ahora sí, priorizar otros sistemas de transporte. En Colombia, y tomando el caso de Medellín, no tenemos infraestructura vial y no podemos pretender dejar de construirla para priorizar otros sistemas de movilidad, porque el parque automotor seguirá creciendo, no porque lo esté diciendo yo, sino porque el desarrollo económico así lo prevé. Cómo le digo a la clase media, cuyo poder adquisitivo ha ido creciendo, que no compre carro… van a seguir comprando, y los concesionarios seguirán vendiendo y eso no se puede parar, usted puede desestimular el uso del vehículo particular pero no la tenencia”.

Medellín y la región
“Estamos construyendo las Autopistas para la Prosperidad porque queremos comunicar el Valle de Aburrá con el mundo, y Medellín, que es el centro del Valle, debe armonizarse con esa realidad. El río Magdalena, el mar Caribe, el océano Pacífico y el centro del país van a estar más cerca y la ciudad debe entender esa realidad. La movilidad no solo es de personas, también es de carga y de servicios, y la ciudad se debe armonizar con los proyectos que se avecinan. ¿Medellín qué proyectos tiene para que no se convierta en un cuello de botella? Estamos construyendo una gran cantidad de autopistas… ¿Vamos a llegar a Medellín donde nos vamos a tener que bajar del carro para montarnos en una bicicleta?”.

Repercusiones
“… Si nosotros tomamos la decisión de no construir la infraestructura, que entre otras hoy no tenemos, esta ciudad va a colapsar, es que no es solo el transporte de los particulares sino también de los negocios y de las empresas que lo necesitan, es el carro de Argos, de Postobón, de UNE, en fin de cualquier empresa; ¿uno qué ve en el POT, por ejemplo? Que propusieron vías de tres carriles, donde se prioriza un carril para motos, otro para el transporte público y otro para vehículos, entonces si se vara un vehículo ¿los otros por dónde pasan?, y si por ejemplo no es mi carro el que se vara sino el camión de Postobón u otro de cualquier otra empresa, ¿por dónde vamos a transitar?

Uno no puede sacar en el Plan de Ordenamiento Territorial una cantidad de directrices que teóricamente funcionan pero que no son aplicables para la ciudad… el problema también es de capacidad, es que a la ciudad le entran entre treinta y cuarenta mil vehículos al año, y esa es una dinámica económica que no vamos a parar. Y entran todavía más motos; si en vez de hacer más infraestructura vial, la poquita que tenemos la vamos a limitar, entonces la ciudad va a entrar en un caos de movilidad peor que el que tenemos ahora, donde muchas empresas dirán, ‘acá no se puede trabajar, entonces nos vamos’, vamos a tener una ciudad muy buena para dormir, pero no va a haber posibilidad de trabajar”.

En el Concejo, que riesgos corre el POT
“El riesgo es que se apruebe un Plan de Ordenamiento Territorial de lo que teóricamente deberíamos hacer. Los modelos teóricos difieren mucho de la realidad que vive la ciudad, de su dinámica económica y de los intereses de las partes involucradas. Me preocupa que el POT no sea suficientemente concertado con todos los actores y solo interprete el querer de una parte de la ciudad”.

Propuesta
“El proyecto que se entregó hace una priorización de ideas y deja muchos estudios futuros. Hay que mandar mensajes claros y decir ‘bienvenidas las ideas que han funcionado en otras ciudades’ pero no copiadas, sino adaptadas a las condiciones particulares de Medellín. Pensamos que deben coexistir todos los medios de transporte. Lo que estamos buscando es que sea una ciudad económicamente estable, que sea competitiva, y yo creo que eso se logra cuando uno pone a competir y a coexistir adecuadamente los diferentes modos de transporte sin que necesariamente uno tenga que acabar con el otro. (…) Un Plan de Ordenamiento Territorial es más que índices, debe armonizar la conveniencia de la ciudad, dadas sus particularidades y sin desconocer su realidad macroeconómica y sus posibilidades físicas”.