Un mes después de la tragedia

Space
Un mes después de la tragedia
Damnificados y familiares de la víctimas oraron en el sitio

Como fantasmas impávidos, sirviendo de telón de fondo, así se veían las torres 1, 2, 3, 4 y 5 de la unidad residencial Space durante la conmemoración del desastre.

Resguardados bajo sombrillas, escabulléndose ya no del riesgo de un posible colapso de sus viviendas sino de un torrencial aguacero, se reunieron más de 100 personas entre damnificados, familiares de las 11 personas fallecidas y algunos representantes de los organismos de socorro, para conmemorar con una misa, un mes de la tragedia en Space. El poco resplandor de luz que se reflejaba sobre las torres invitaba a muchos de ellos a querer entrar al sitio que hasta hace unas semanas era todavía su hogar, pero solo pudieron hacerlo con la imaginación. “Quiero entrar, quiero entrar a mi cuarto” decía Natalie Ortiz mirando sin parpadear cuatro velas encendidas que estaban en frente suyo.

Un “Amén” por cada uno de los fallecidos tras el desplome de la torre 6, que en el silencio retumbaba como eco, fue el fenómeno acústico que por un momento los quiso llamar a su regreso.

Una vez finalizó el acto, nuevamente quedaron las torres de Space en el fondo de la misma forma en la que vieron llegar a cada uno de los protagonistas de una historia que pareciera no tener final .

Al 13 de noviembre, de los 48 propietarios de las torres 5 y 6 solo faltaban cinco por conciliar con la constructora. Los demás ya empezaron a recibir los dineros. En cuanto a los 29 arrendatarios, solo quedaban dos por conciliar.

No por mucho tiempo la torre 5 de la urbanización Space continuará en pie. En los últimos días, luego de varios análisis, la administración municipal y la Constructora Lérida CDO definieron que el mecanismo más adecuado para el retiro definitivo de la torre es la implosión controlada de la edificación, procedimiento que será ejecutado a finales de diciembre o principios de enero. Mientras se definen los detalles metodológicos y técnicos del desplome provocado de la torre 5, la Universidad de Los Andes, institución encargada de adelantar el estudio que determinará por qué colapsó la torre 6 y el estado en el que quedaron la 1, 2, 3 y 4, tomará muestras en el terreno para desarrollar la investigación.

Paralelamente, las aseguradoras de la urbanización Space, en coordinación con la Constructora Lérida CDO, adelantarán sus conceptos de peritazgo en las torres 1, 2, 3 y 4. De acuerdo con el nivel de afectación, determinarán si son recuperables o si, por el contrario, son inhabitables. En este caso la decisión sería demolerlas sin necesidad de esperar el estudio de la Universidad de los Andes. “Pero si el concepto de la aseguradora que estará dentro de 45 días (al terminar diciembre), establece que el lugar es rehabilitable y que se puede hacer un reforzamiento de las columnas, la constructora no podrá hacer ninguna intervención hasta tanto salga el estudio definitivo de la Universidad de los Andes”, dice Claudia Restrepo, vicealcaldesa de Educación del Municipio.

La Alcaldía de Medellín ha enfatizado en que su responsabilidad es mitigar cualquier tipo de riesgo que pueda presentarse en adelante.

{joomplucat:132 limit=50|columns=3}