¿Un daño para qué?

Nos informó Daniel Palacio que a esta silla, que está ubicada al frente del restaurante Delirio, en la calle 10 #32-20, no solo se le robaron una de las patas sino también algunas tablas. Quedó inservible para los visitantes de ese sector de la Zona Rosa.