Un castillo de puertas abiertas

 
 
     
 
Con el agua como elemento primordial, la recuperación de cinco fuentes y la instalación de otras proyectadas entre muchas intervenciones más, el Museo El Castillo se prepara para realizar el proyecto más ambicioso desde su existencia, convertir su museo y sus jardines en el Parque Ecológico Ambiental, un espacio abierto y con entrada libre para toda la comunidad, especialmente de El Poblado.
Senderos, puentes aéreos, aulas lúdicas y de eventos, parqueaderos y un restaurante, hacen parte de los 43 mil metros de zonas verdes que estarán a disposición para que la ciudadanía se apropie de ellos, se acerquen al arte y conozca el patrimonio arquitectónico, estilo medieval y gótico, legado del empresario Diego Echavarría.
“Esto demuestra que cuando se unen lo privado y lo público el beneficio es para la comunidad. Será un espacio para pasar el tiempo libre en familia, sin perder su carácter de entidad privada, y será importante traer eventos grandes de ciudad como el Festival de Cine y el Festival de Poesía”, comentó en la presentación del proyecto el alcalde Alonso Salazar.
Marta Ligia Jaramillo, Directora del museo, no ocultó su satisfacción y alegría por este proyecto que comenzaría en un mes aproximadamente. “Para diciembre esperamos contar con el parque frontal, la caja de cristal para 350 personas, las fuentes y la plataforma para conciertos al aire libre para 500 personas sentadas. Luego recuperaremos la zona boscosa y construiremos las aulas y los puentes. Queremos enfocar todo hacia los niños, para que reciban educación sobre el medio ambiente y el arte”, dijo.
Las actividades y talleres que se realizan en el museo no se verán afectadas, continuarán en su programación habitual aunque el ingreso al museo sea gratuito; pretenden ser visitados por 240 mil personas gracias a este convenio, y convertirse en un gran parque público a disposición del público, para compartir, aprender y gozar.