Un artículo que me dio un golpetazo

Como todos los fines de semana, he leído algunos de los artículos que publica Vivir en El Poblado, periódico que espero con gusto. Al iniciar la lectura del artículo de María Claudia Gil sobre ese fenómeno actual de “Tener o no Tener hijos”, sinceramente recibí un “golpetazo” con las primeras palabras: “La tenencia de hijos”.
Fui al diccionario de la RAE y a otro de carácter filosófico y encontré:

Tenencia
1. f. Ocupación y posesión actual y corporal de algo.
2. f. Cargo u oficio de teniente.
3. f. Oficina en que ejerce su cargo un teniente.
4. f. desus. Hacienda o haberes.

Tener
haber, poseer, detentar, atesorar, gozar, beneficiarse, disfrutar, conservar, guardar
sostener, retener, sujetar, coger, asir
considerar, estimar, juzgar, reputar.

Publicidad

…Y sinceramente tengo que decirle que su artículo nos hace pensar en un tema interesante, pero para mí eso de “la tenencia de hijos” me ubicó en épocas muy primitivas.
Aunque no puedo decir que usted cometió algún error, me puso a pensar si los hijos se poseen y forman parte de nuestra hacienda. Si son un problema o una carga o… ¿A estas alturas del partido qué vienen siendo los hijos?
Gracias por tenerme meditando.

Por León Montoya Naranjo

Publicidad