Apenas en seis años el Túnel de Oriente necesitaría doble calzada

Voces de los gremios de ingeniería hablan sobre el futuro del Túnel de Oriente previsto para entrar en funcionamiento en marzo. ¿Será suficiente para la demanda de tráfico que se avizora?

Tan solo seis años después de su entrada en funcionamiento, el Túnel de Oriente experimentará su capacidad máxima de tráfico para el que fue diseñado en su calzada sencilla, según explicó el ingeniero Jaime Ramírez, experto en túneles y miembro de la Junta Directiva de la SAI.

“Tiene capacidad para recibir tráfico en ambos sentidos hasta el año 2025, porque no todo el tráfico irá por el túnel”, advirtió Ramírez, quien aseguró que una vez se finalice el segundo tubo o la doble calzada de la obra tendría una capacidad para más de 50 años.
Para Hugo Ospina Cano, presidente del gremio de ingeniería ACIEM – capítulo Antioquia, la obra necesita que también se construya un intercambio vial en la glorieta de Sandiego para descongestionar el empalme de Las Palmas con la 33, además aprovechar el túnel auxiliar para desarrollar por allí transporte masivo eléctrico.

Publicidad

A Ramírez, en cambio, la segunda calzada vehicular le parece la mejor opción “porque para eso fue diseñado”. Agrega que el sistema masivo tendría que subir casi 200 metros desde la zona plana hasta la boca del túnel en un corto recorrido, mientras que la continuidad del tranvía, según él, se enfrenta a la discusión en relación con su capacidad de movilizar pasajeros versus el espacio ocupado.

¿Un túnel sin doble calzada?

El ingeniero de la SAI recuerda que desde 1998 en la gobernación de Álvaro Uribe Vélez y su secretario de Obras, Andrés Uriel Gallego (q.e.p.d.), se explora la posibilidad de la conexión expedita por medio de un túnel entre los valles de Aburrá y San Nicolás.
Según recuerda Ramírez, hubo seis propuestas, incluyendo un túnel entre Los Balsos y La Fe, pero “el más práctico y menos dañino para el medio ambiente” era el que finalmente se decidió en la gobernación de Luis Alfredo Ramos (2008 – 2011).

“El proyecto original, de 1998, era una sola vía con dos carriles, sin embargo en el estudio realizado en el periodo de Ramos, la concesión Túnel Aburrá Oriente propuso disponer una doble calzada, para el momento en que el tráfico congestione el primer tubo”, explica el miembro de la SAI, quien también indicó que se dejarán las franjas de terreno compradas para que, cuando haya necesidad, se construya la doble calzada.

Túnel de Oriente, en desventaja

La Capital del Embudo

Publicidad