Tres C para manejar el estrés

Opinión / Vida plena. Carolina Zuleta
Hace muchísimos años el estrés nos salvaba la vida, pues era el mecanismo automático que hacía que corriéramos cuando un animal nos atacaba. Hoy en día no estamos expuestos a que un animal nos ataque, pero estamos teniendo la misma respuesta de estrés cuando pensamos en las deudas que tenemos por pagar o cuando vemos las terribles noticias por la televisión. Hoy tenemos tantos factores que nos generan estrés que pareciera que no tenemos tiempo para apagar este mecanismo natural. Manejar el nivel de estrés es fundamental para poder mantenernos saludables, poder conservar buenas relaciones interpersonales y poder ser exitosos en nuestro trabajo y en nuestra vida en general. Si no apagamos de manera consciente la respuesta de estrés esta va a terminar por enfermar nuestro cuerpo, nuestra mente y nuestro sistema emocional.
El Dr. Robert Brooks, reconocido psicólogo y docente de la escuela de medicina de Harvard, propone tres C para manejar el estrés: Compromiso, creatividad y control.
Compromiso: Esta primera estrategia habla de tu compromiso contigo mismo y con lo que es importante para ti. Se sabe que las personas que entienden cuál es el sentido de su vida y de su trabajo pueden mantener niveles más bajos de estrés cuando la vida o su trabajo se complica. En un estudio científico dirigido por el Dr. Brooks encontraron que las personas que encuentran sentido en su trabajo y aman lo que hacen, experimentan menores niveles de estrés que las personas que tienen el mismo trabajo pero para las cuales éste no está alineado con lo que da sentido a sus vidas. ¿Sabes qué es lo que le trae sentido a tu vida? Revisa si lo que haces en el día: trabajo, estudio, cuidar de la casa y la familia, está alineado con lo que para ti le da sentido a tu vida.
Creatividad: Esta segunda estrategia se refiere a la capacidad de buscar soluciones a problemas estresantes pensando de una manera creativa. El Dr. Brooks contó en su charla la historia de una profesora de tercer grado cuyos estudiantes eran irrespetuosos y no sabían comportarse. Esta profesora estaba triste y estresada porque a pesar de que amaba enseñar no sabía cómo manejar su clase. La solución que ella se inventó fue involucrar a sus estudiantes en un proyecto para ayudar a unos ancianos que vivían cerca en una residencia. El proyecto creó nuevos vínculos entre la profesora y los alumnos, y esto contribuyó a que ella disminuyera sus niveles de estrés.
Control: ¿En qué enfocas tu tiempo? Revisa tu día y mira qué porcentaje del tiempo lo dedicas a cosas que no tienen control y que porcentaje a las cosas que sí puedes controlar. Uno de los factores que nos genera más estrés es poner energía en lo que está fuera de nuestro control. Acepta las cosas que no puedes cambiar y verás como tu nivel de estrés disminuye.
opinion@vivirenelpoblado.com