Tranvía creado por antioqueño busca rodar en la región

Álvaro Villa es ingeniero electrónico, de nacionalidad colombiana, que se radicó en Estados Unidos, donde trabajó para Disney por nueve años, antes de iniciar con su compañía TIG-M encargada de la fabricación de equipos de transporte ferroviarios tipo tranvía, que utilizan energía limpia.

Por: Daniel Palacio Tamayo / daniel.palacio@vivirenelpoblado.com 

¿Dónde han puesto en marcha sus tranvías?

“Llevamos en Aruba más de seis años de operación con mucho éxito de unos tranvías tipo antiguo y tecnología moderna. Hicimos también unos vehículos en Texas; a raíz de ese proyecto nos contactaron en Qatar”.

Usted viene con cierta frecuencia a Medellín. ¿Qué tan viable es un sistema como este para vincular con el Túnel de Oriente?

“Para instalar un tranvía ferroviario hay limitaciones con la inclinación, el máximo puede tener el 9%. En Colombia hicieron el ferrocarril, que tenía que montarse a todas las montañas y dar vueltas muy largas de subida y de bajada. Esa sería la única parte difícil de manejar, pero no hay ningún problema en otros campos”.

¿Tiene contacto con entidades como el Metro?

“Hemos estado en contacto. Ellos conocen muy bien la tecnología que aplicamos. Somos una compañía pequeña de unos diez años que desarrollamos vehículos con baterías y celda de hidrógeno para un día completo de trabajo. Somos pioneros en tranvías híbridos, de tecnología limpia. Si hay una falla de las baterías, el hidrógeno las puede respaldar”.

¿Qué diferencia hay entre sus tranvías y el que opera en Medellín?

“Los vehículos nuestros van por carrilera, uno de llantas neumáticas como el de Ayacucho consume más energía y requiere la electrificación de todo el sistema; llevamos la energía a bordo, lo que ahorra costos en la construcción porque no hay que instalar catenarias. Podría significar un ahorro de hasta el 40%”.

¿Y la capacidad?

“Sigue siendo un transporte de mediana capacidad. Hay un modelo articulado que puede movilizar unos 200 pasajeros por coche y se puede acoplar con otro, es decir, hasta 400 pasajeros. El de Qatar tiene una capacidad de 100; en esos mismos modelos estamos ensayando unos sistemas autónomos que responden a la demanda en horas pico”.

Fotos cortesía Álvaro Villa.

¿Han tocado la puerta para proyectos en la región?

“En Rionegro lo hicimos, una de las personas estuvo visitandonos, pero nada formal. Hasta dijimos estar dispuestos a instalar una ensambladora de los tranvías allá en caso de ser seleccionada esta tecnología para el sistema de transporte masivo del municipio”.

Publicidad