Tiempo y amor, la inversión más importante

Tiempo y amor, la inversión más importante
¿Ser una mamá de tiempo completo es hacer nada?

Por: Carolina Zuleta Maya
“En el colegio dos niños están hablando y uno pregunta: ¿Y tu mamá qué hace?
El otro responde: nada.”
¿Nada? ¿Ser una mamá de tiempo completo es hacer nada?
Aunque estoy convencida de que cada ser humano es completamente libre de elegir el tipo de vida que quiere vivir, sin importar las circunstancias en las que creció, también sé que nuestros padres tienen un gran impacto en la vida que tenemos. Estudios científicos han comprobado que los niños que crecen rodeados de amor, que son escuchados y valorados, crecen como adultos funcionales y felices.
Algunos padres les enseñan a sus hijos que el mundo es de ellos, que tienen todas las herramientas para salir a conquistarlo, para ser lo que quieren ser. Otros padres enseñan a sus hijos que el mundo es injusto y difícil y que ellos no tienen valor. Los niños absorben estos mensajes como esponjitas y construyen sus vidas basados en lo que sus padres les dijeron.
Los problemas de violencia de nuestra ciudad y de nuestro país no vienen únicamente del tema de drogas y pobreza, yo creo que vienen principalmente de la creencia que el poder de nuestras vidas está en manos de otros, que no valemos como personas y que no existe suficiente abundancia para que todos alcancemos lo que soñamos. ¿Cómo podemos esperar que como adultos tomemos la riendas de nuestras vidas y trabajemos por una sociedad mejor, si nos han enseñado que no valemos como personas? Los padres son las personas responsables por sembrar auto-estima y valores en los corazones de los niños para que un día crezcan como adultos honorables.
Me pregunto, ¿qué pasaría en nuestra sociedad si utilizáramos el capital que invertimos en armas y guerra, para enseñarles a los adultos cómo ser mejores padres? ¿Cómo se transformaría la sociedad si enseñáramos a los padres cómo amar y valorar a sus hijos para que estos crezcan sintiendo que son capaces de alcanzar sus sueños?
Tal vez nos demoraremos un tiempo antes de poder destinar la misma cantidad de dinero que hoy se invierte en conflicto armado a la educación de padres. Pero hoy puedes tomar consciencia de la gran importancia que tiene el rol de un padre y de una madre en la transformación de una sociedad. Hoy puedes empezar a valorar aún más el tiempo y dedicación que los padres y madres dedican al cuidado de sus hijos. No creo que sea necesario parar de trabajar para ser un excelente padre o madre, pero lo que sí creo es que debemos darle prioridad al tiempo que las personas dedican a estar con sus hijos. Tal vez así, la próxima vez que un niño pregunte “¿qué hace tu mamá?” la respuesta sea: Ella invierte su amor y su tiempo en la construcción de una sociedad mejor.
opinion@vivirenelpoblado.com