The Pot, innovación con lo propio

“La cocina de The Pot refleja con honestidad nuestra realidad de la vida. No es colombiana tradicional, ni autóctona de pura cepa, es un tipo de cocina que empieza ahora y seguirá desarrollándose en libertad”, afirma el chef y uno de los propietarios del restaurante, Alejandro Cadavid. La también socia y chef Carolina Correa, quien se encarga de la parte administrativa de este negocio, lo define como “cocina de autor con sabores colombianos”.

La verdad es que ambas descripciones reflejan parte el espíritu de las imaginativas creaciones culinarias de Alejandro Cadavid, donde lo tradicional juguetea con lo vanguardista, sin irse a ninguno de los extremos y teniendo en cuenta que los comensales paisas disfrutan de las porciones generosas. La carta de platos fijos es corta, pues cada semana entran y salen nuevas alternativas para los clientes.

De las actuales entradas de The Pot destacamos el pulpo glaseado en Kola Román, gratín de plátano y queso costeño, acompañado de salsa de chorizo antioqueño. De fuertes, el codito de cerdo glaseado en piña y la chata con trocitos de queso azul y piña marinada en aguardiente antioqueño son dos apetitosas selecciones. De postre, el chef aconseja ordenar la berenjena asada en caramelo de limón y café, con helado de vainilla y limón mandarino.
The Pot está en el Mall Trivento, en la calle 20 Sur # 25B-160. Informes: 313 9708.

Pulpo glaseado en Kola Román, gratín de plátano y queso costeño, acompañado de salsa de chorizo
(para 6 personas aproximadamente)

Ingredientes
• 1 kilo de pulpo
Glaseado:
• 180 gramos de mantequilla de ajo.
• 600 mililitros de Kola Román.
• 240 mililitros de salsa soya.
Gratin de plátano:
• 1800 gramos de plátano maduro.
• 1800 gramos de queso costeño.
• 900 mililitros de salsa bechamel.
Salsa de chorizo:
• 600 gramos de chorizo antioqueño.
• 180 mililitros de fondo de cerdo.
• 300 mililitros de crema de leche.
• 60 gramos de pimienta cayena.

Procedimiento Cocción del pulpo:
Introducir el pulpo en una olla cuando el agua esté hirviendo. Cubrirlo con el líquido totalmente, para no dañar el color de piel. Este proceso se llama “asustar el pulpo”. Sumergirlo y sacarlo cuatro o cinco veces, dejándolo dos segundos bajo el agua en cada sumersión, y el mismo tiempo por fuera. Cuando los tentáculos ya se vean “recogidos” es suficiente. Después, proceder a la cocción. No existe un tiempo exacto, porque el tiempo final depende fundamentalmente del tamaño-peso del pulpo. Para un pulpo mediano, de un kilogramo de peso, el tiempo en una olla normal será de 20-25 minutos, tiempo de referencia para calcular el tiempo de cocción de pulpos más grandes.

Gratín de plátano:
Cortar el plátano en lonjas delgadas –como tipo pasta de lasagna–, y rallar el queso costeño. Superponer las lonjas de plátano, el queso costeño y la salsa bechamel. Repetir este proceso tres veces hasta formar nueve capas finas. Finalizar con un poco más de la salsa bechamel y el queso costeño rallado, hornear a 180 grados hasta que el queso costeño esté totalmente gratinado.

Salsa de chorizo:
El chorizo debe cocinarse con el pulpo hasta que esté totalmente blando, retirarlo,  y con un poco de la misma agua del pulpo, procesar muy bien, pasar por un colador y reservar el líquido. Mezclar con los ingredientes de la salsa dejar reducir hasta que esta tome consistencia y sazonar a la cantidad necesaria.

Glaseado:
Cortar el pulpo en porciones de 120 gramos, saltearlas en la mantequilla de ajo por ambos lados y agregar los ingredientes del glaseado. Saltear las raciones de pulpo hasta que el glaseado tome consistencia de caramelo. Servir la salsa de chorizo en el plato, poner luego el gratín de plátano y encima el pulpo con el glaseado.