Temos que aprender falar português


Por: Juan Carlos Vélez Uribe

Siempre hemos escuchado que para poder hacer parte del proceso de globalización que viene presentando la ciudad en los últimos años, es fundamental dominar el idioma inglés. Hemos mirado las posibilidades de intercambio comercial de nuestra ciudad con otros países, principalmente enfocados hacia los Estados Unidos y Europa, y en algunas ocasiones a Venezuela, según las fluctuaciones de la moneda del vecino país.
Hoy debemos comenzar a mirar hacia otras latitudes. Hay otro coloso en el sur que debemos ver con atención, me refiero al Brasil. Un país que hace parte de los BRIC (Brasil, Rusia, India y China), grupo este de países que están próximos a incorporarse en la esfera del primer mundo; que pertenece al G-20, las economías más grandes del planeta y que tiene hoy más de 200 millones de habitantes.
Un porcentaje alto de brasileños ya no están por debajo de la línea de pobreza, sino que se han venido incorporando a una nueva clase media amplia que ha surgido en dicho país. Tienen un ingreso per-capita cercano a los 15.000 dólares, casi tres veces más que nosotros. Una extensión de territorio ocho veces más grande que el nuestro y recientemente ha venido haciendo hallazgos de reservas de petróleo de cerca de 30.000 millones de barriles, diez veces más que las nuestras.
Brasil hoy es la nueva potencia económica con la cual debemos empezar a fortalecer nuestras relaciones comerciales pues nuestro intercambio no llega a los 1.000 millones de dólares al año, por lo que debemos mirarlo como un país de oportunidades para todos los antioqueños. Debemos convertir a Medellín como el centro de recepción de esa inversión brasilera que empieza a hacer presencia en el país, más aun cuando pensamos que serán inversionistas de dicho país quienes construirán una importante siderurgia en la región de Urabá.
Y han sido empresas de ingeniería brasileras que en sociedad con firmas de esta región han participado en el desarrollo de nuestra infraestructura hidroeléctrica. En fin, es con Brasil con quien debemos comenzar a asociarnos e invitarlos a que se establezcan en nuestra ciudad.
Esta inquietud me surge porque alguien me comentaba que Hewlett Packard en su idea de asentarse en la ciudad para prestarle servicios a toda Latinoamérica, ha solicitado que el personal que allí labore domine también el portugués. Me decían que han tenido todas las dificultades del mundo para poder encontrar 500 jóvenes en esta ciudad de 3.5 millones de habitantes que dominen ese idioma. De ahí entonces que mi propuesta para los candidatos a la alcaldía de la ciudad es que comencemos a enseñar este idioma en las escuelas, además del inglés, con el ánimo de convertirnos en la ciudad de mejores posibilidades para atraer las inversiones brasileras que llegarán al país.
Para ello es importante que el próximo alcalde concrete también la presencia de misiones comerciales de dicho país; que lleve a nuestros empresarios a las ferias comerciales en Brasil, que venda a Medellín como destino turístico e igualmente que haga el esfuerzo, para que una aerolínea colombiana o brasilera preste los servicios directos de la ciudad a ciudades del “Coloso del Sur”.

 

jcvelezsenador@hotmail.com
opinion@vivirenelpoblado.com