Talento local en Hollywood

  
  
   
 El que comenzó montando en patineta por la cuadras de Provenza ya trabaja en Los Ángeles, Estados Unidos, como integrante del equipo de efectos especiales de Digital Domain, reconocida empresa realizadora de grandes producciones de Hollywood.
Estudió en el Colegio Colombo Británico y a los 17 años decidió dar el paso definitivo, irse a San Diego, California, a estudiar ingeniería electrónica. “Estaba muy pelao y no sabía lo que quería hacer. Lo que sí tenía claro era que quería crear e inventar. Desde joven me gustaba hacer modelos a escala, en mi cuarto tenía aviones colgados que yo hacía como si estuvieran en guerra”, dijo.
Durante su carrera de ingeniería en Estados Unidos descubrió la animación y se cambió para la Academia de Artes en San Francisco, donde se especializó en artes con computadores y programación de efectos especiales. “Siempre me gustaron ese tipo de efectos pero en Medellín no había donde estudiar eso. En la academia aprendí el arte de componer colores, texturas, la iluminación y edición”, afirmó.
A sus 30 años, este aficionado a los deportes extremos ha hecho parte de equipos de efectos visuales de películas como Matrix Revoluciones, El curioso caso de Benjamin Button, Meteoro y la que a finales del año se estrenará: Tron Legacy.
Juan Sebastián se encuentra en la ciudad ya que fue invitado por la Alcaldía de Medellín a dictar unas conferencias con otros invitados, del 15 al 17 de diciembre en Plaza Mayor, sobre animación digital 3D.

¿Cómo ingresó a la industria del cine?
Dos semanas antes de graduarme en San Francisco, la compañía que estaba haciendo Matrix fue a mi academia y dijo que necesitaban que les mandaran los demos de algunos de nosotros. Les enviaron el mío y gustó, así conseguí trabajo en Matrix, increíble. Cuando estaba estudiando le decía charlando a mis amigos que los hermanos Wachowski me estaban esperando para ayudarles a hacer la tercera de Matrix, y preciso pasó. Era mucha gente y no pagaban muy bien pero a mí no me importaba con tal de estar ahí. Este fue mi primer paso y fue grande, los directores cada semana iban a la compañía a revisar nuestro trabajo.

¿Cuál era su función?
Me tocaba editar y crear los fondos virtuales. Mi equipo se llamaba Matrix. Teníamos que rediseñar la ciudad de Sidney, Australia, para hacer todos los movimientos de cámaras, cuando vuelan o destruyen edificios. Yo estaba en el equipo de reconstruir Sidney en computador, que se viera real. Me tocó llenar la ciudad de agentes Smith y también participé en la pelea final de Neo con Smith.

¿En qué otras producciones ha participado?
Con esa misma compañía hicimos Catwoman, luego Warner Brothers cerró la compañía y me fui a buscar trabajo porque tengo visa de trabajo, porque si no me tocaba devolverme. Me ofrecieron un trabajo en Los Ángeles para hacer series de televisión y ese me gustó porque iba a ser más líder. En una película es un equipo muy grande, los equipos están estratégicamente organizados y lo ponen a uno a hacer una función muy específica. En una empresa que haga proyectos más pequeños me toca hacer de todo y por eso aprendí más. Hice series como Supernova y Mysterious Island, entre otras.

¿Cómo ha sido su experiencia en Digital Domain?
Es una de las mejores del mundo, yo al principio entré al departamento de comerciales y no al de películas. Hice comerciales de carros y de juegos de video, ahí pude conocer muchos directores. Con los comerciales me fue muy bien y los directores me fueron pidiendo. Luego entré a la sección de películas y trabajé para David Fincher, uno de los mejores directores y mí favorito, que quería hacer una cinta con el equipo de comerciales donde estaba yo, una película que se llama Zodiac; ahí empecé haciendo efectos de sangre. Luego en Meteoro yo estaba encargado de diseñar los vehículos, a mí me llega todo gris y me toca dar los colores, texturas y brillos para mostrar lo que el director quiere.

¿Qué hizo para Tron Legacy?
Ahí empecé creando el mundo, generando el vehículo de metal y el desarrollo de la moto. Después de eso, como es una segunda parte de una película hecha en 1982, teníamos que conservar la idea básica de Tron pero más moderna. Fueron dos años trabajando en esta película, yo era como el capitán del equipo de iluminadores. Estábamos encargados en hacer que Jeff Bridges se viera joven como en la película original de 1982, porque en la nueva Tron Legacy Jeff Bridges viejo se encuentra con Jeff Bridges joven cara a cara. Y como ya está más viejo, de la única manera que se podía ver igual era en computador.