Talarán árboles antes de que se caigan solos

 
 
   
 

A esto hay que sumarle que muchas personas sembraron especies foráneas sin una comprobada adaptación al medio, agrega Eugenio Gaviria, y explica que no siempre es predecible el comportamiento de los individuos: “Se da el caso, por ejemplo, de especies aparentemente muy bien plantadas y sanas que sufren volcamiento por un deficiente sistema de raíces de anclaje. En consecuencia, los árboles más recomendables, en términos generales, son las especies nativas del sistema andino, que han evolucionado en este medio”.

Marta Ruby Falla, Secretaria de Medio Ambiente, explica que a finales del año pasado su despacho terminó el Plan Maestro de Zonas Verdes de Medellín, que arrojó un diagnóstico en detalle del estado de los árboles en la ciudad. “Existe un convenio entre el Área Metropolitana y la Secretaría de Obras Públicas para el mantenimiento de zonas verdes, para empezar a intervenir esos árboles en mal estado, de los cuales muchos están ubicados en El Poblado, barrio que posee muchos eucaliptos con varios años de estar sembrados, y que presentan dificultades a pesar de verse en buen estado, tienen raíces muy superficiales y una altura entre 40 y 50 metros que no permite que las raíces sostengan el árbol”.

En El Poblado existen varios árboles que serían talados, algunos de estos están ubicados en barrios como La Aguacatala (dos falsos laureles), Santa María de los Ángeles (un casco de vaca), Villa Carlota (un tulipán africano), Los Balsos (un ciprés), San Lucas (5 poma rosas, un mango y un eucalipto), Patio Bonito (un eucalipto), Astorga (un pino pátula) y Manila (2 eucaliptos y 4 acacias forrajeras).

Una buena guía
Reconociendo que la vegetación arbórea en las áreas urbanas cumple importantes funciones al captar dióxido de carbono, retener partículas en suspensión, conformar barreras físicas y visuales contra ruidos, vientos y olores, proteger cuencas y cuerpos de agua, regular el clima, controlar la temperatura, mejorar el suelo, además de servir de referente simbólico, estético, histórico y patrimonial, la Secretaría de Medio Ambiente y el Jardín Botánico editaron el Manual de Silvicultura Urbana para Medellín, que busca brindar a la ciudadanía un mayor conocimiento sobre los árboles existentes en la ciudad.

Evaluar los proyectos urbanísticos y prestar las asesorías respectivas, son algunas de las acciones del Comité de Silvicultura Urbana y Paisajismo de Medellín, que trabaja un tema más bien nuevo en la ciudad, comenta Luz Enith Solano, profesional universitaria de la Secretaría de Medio Ambiente: “En Medellín tenemos mucha arborización pero de muy poca calidad y diversidad, según el Plan Maestro de Zonas Verdes del Área Metropolitana, con más de 342 mil árboles concentrados en 15 especies, entre ellas urapanes, falsos laureles, mangos, crotos, y palmas aretas, teniendo la ciudad un gran potencial de siembra (…) El Manual de Silvicultura Urbana, está pensado para que sea utilizado por constructores, arquitectos,, ingenieros civiles, y la población en general. Se recomiendan 100 especies nativas potenciales para ser sembradas”.

El Manual informa sobre temas básicos de la silvicultura: normatividad, funciones, objetivos, criterios y características que se deben tener en cuenta para la intervención de la flora urbana, y aspectos prácticos sobre mantenimiento, trasplantes, talas, poda y plantación, entre otros.

Lectura obligada para los sembradores de buena voluntad.