Superior con 10 cerrada hasta el domingo

Si el clima no trae nuevas dificultades, se espera que el paso se habilite de nuevo 90 horas después de establecido el cierre

Por Daniel Palacio Tamayo
daniel.palacio@vivirenelpoblado.com.co
El alud que puso en riesgo la estabilidad del terreno por donde se realiza uno de los desvíos de la obra de la transversal Superior con la calle 10, obligó a un cierre total de circulación de vehículos por la zona, que inició a las 6 de la mañana del jueves y se extendería hasta la medianoche del domingo, si las lluvias lo permiten. Sin embargo, a muchos conductores les tomó por sorpresa el desvío anunciado por la Secretaría de Infraestructura en la tarde del miércoles.

Javier Vélez, tardó 15 minutos más del tiempo habitual en su vehículo particular, debido a los desvíos programados. Tanto para Vélez como para Elsa Gutiérrez, el punto más crítico fue en la carrera 26A con la calle 10, debido a la falta de información sobre el cambio de sentido a unidireccional de la vía Linares.

Catalina Guzmán, rectora Marymount, asegura que han sufrido una afectación directa en la movilidad debido a la ejecución de esa obra, “porque obvio el trancón cada vez es peor, la obra retrasada, cada que se rompe una tubería, somos los primeros afectados”. Esa situación les ha implicado una revisión diaria de la logística para buscar reducir el impacto en la movilidad a la hora de entrada y de salida de las estudiantes, pues son conscientes de que entre el Mall del Este y el colegio a las 7 de la mañana un padre de familia puede tardar hasta 20 minutos.

En relación con el cierre que inició este jueves, la rectora aseguró que con el apoyo de los agentes de tránsito, se pudo subsanar en parte la tardanza y la imprecisión en la información oficial respecto a los cierres; pero que igual, los problemas de movilidad las han obligado a ser flexibles en los horarios de ingreso. “Comenzamos la primera clase a las 7 a.m., pero en realidad estamos recibiendo carros hasta las 7:35 a.m. por la obra; ser intransigentes es desconocer el contexto”, afirmó Guzmán quien pidió paciencia aunque reconoció que están al límite.

Fonvalmed y la Secretaría de Infraestructura estiman que el tránsito por el puente que avanza en un 62% se puede habilitar hacia noviembre, mientras que la obra integral sería entregada unos meses después. La promesa inicial era febrero de este año.
La administración municipal informó que para detener el alud de tierra en el perímetro de la obra y evitar una situación de riesgo es necesario el cierre “para inyectar una serie de micropilotes de 6 metros de profundidad, que ayudarán a consolidar la zona de falla, brindando seguridad para las personas que transitan por el sector”.

De acuerdo con la Secretaría, la falla se debió a las fuertes lluvias de los últimos días, que habrían sido la causa de un deslizamiento sobre la quebrada la Moná y que de no repararse se podría perder la totalidad de la banca hoy utilizada como paso provisional en la zona.

Click para conocer los cierres y los desvíos propuestos por las autoridades