S.O.S para la Defensa Civil de El Poblado

S.O.S para la Defensa Civil de El Poblado
Un nuevo equipo se apresta a revivir la sede de la Defensa Civil de El Poblado, pero necesita apoyo para cumplir con su labor

Pocos saben que a media cuadra del Parque de El Poblado queda la sede de la Defensa Civil del barrio. Estuvo cerrada durante casi dos años, hasta septiembre de este 2011, cuando 10 voluntarios de este organismo de socorro recibieron las llaves y luz verde para actuar, tras presentar un proyecto para su recuperación.
Para cumplir bien su labor y prestar apoyo a la comunidad, este organismo de socorro pide ayuda. “Todo tipo de aportes serán bienvenidos. No nos interesa recibir plata sino que cada persona contribuya en la medida de sus posibilidades a reconstruir la sede de la Defensa Civil para poderlos atender”, manifiesta Miguel Arcila, coordinador general del grupo.

Con las pilas puestas
Hoy, gracias a una jornada intensiva de limpieza, la sede está un poco más presentable aunque no habitable. Necesita una reparación urgente de sus instalaciones, sobre todo del techo.
La ventaja es que el ánimo les ha sobrado a ellos y a sus simpatizantes. Para conseguir más voluntarios y recuperar la sede, han visitado colegios y universidades de El Poblado. “Hemos tenido muy buena acogida y hoy tenemos 136 aspirantes a voluntarios”, dice Miguel. “Los estamos capacitando y esperamos que 67 de ellos se gradúen en diciembre como rescatistas”.
Así mismo, tienen cursos virtuales y un programa con colegios para que los estudiantes de los grados 10 y 11 alfabeticen en la Defensa Civil.

En busca de recursos
Si bien la Defensa Civil de El Poblado cuenta hoy con dos elementos fundamentales como la casa y la vocación de sus voluntarios, le faltan desde tejas, hasta gasas, esparadrapos, botiquines de trauma, camillas, morrales dotados con equipos de rescate, camarotes, vehículos de desplazamiento y ambulancia, por solo citar algunas de sus muchas necesidades. “Lo ideal es que quienes quieran colaborar se acerquen a nosotros para determinar cómo sería la mejor manera de hacerlo sin desperdiciar recursos. Estamos abiertos a recibir propuestas”, indica Miguel Arcila.
Los interesados en contribuir pueden llamar al teléfono 312 62 47.