Sin salir de Medellín

Sin salir de Medellín
Quedarse en Medellín es una de las mejores alternativas en vacaciones

Los espacios que rutinariamente habita el ciudadano pueden carecer del encanto de las vacaciones en otras ciudades o países, pero el descanso en la ciudad, cuidándose de las tentaciones de leer correos o llamar a la oficina y evitando hacer de las vacaciones una extensión del trabajo, puede resultar provechoso para unir la familia y promover el turismo y la economía local. Las actividades en familia o con amigos, dentro de la ciudad, crean nuevos recuerdos que le dan un significado único a esos espacios. Para que se conviertan en recuerdos formidables solo es cuestión de un poco de creatividad y ganas, lo demás lo pone la ciudad.
Medellín ofrece a sus visitantes y propios, una suerte de espacios abiertos, centros culturales y sitios emblemáticos para vivirla intensamente: Museo de Antioquia, Museo de Arte Moderno, Metrocable Línea K y Línea J, edificios Vásquez y Carré, Casa Museo Pedro Nel Gómez, El Castillo, Cementerios San Pedro y San Lorenzo, Palacio de la Cultura Rafael Uribe Uribe, parques lineales, Pies Descalzos, Parque de los Deseos, Explora, Paraninfo de la Universidad de Antioquia, Jardín Botánico, Catedral Metropolitana, Palacio de Bellas Artes, Parques Biblioteca, Cerro Nutibara, Pueblito Paisa, Parque Arví, Parque Bicentenario, Otraparte, Parque Juanes de la Paz, el Zoológico Santa Fe, comida y comercio en el Parque Lleras, Vía Primavera, Barrio Provenza, la Milla de Oro, ciclos de cine, deporte, conciertos, ferias, mercados, fiestas en municipios aledaños y por supuesto los recorridos de alumbrados durante diciembre y enero.
Conocer la ciudad que se habita o redescubrirla, no es una tarea corta o sencilla pero sí divertida.