Sin improvisación

    Sin improvisación
    Hay que tener la certeza de que quienes vengan no se sentirán defraudados

    Además de la ya en pleno Feria de Las Flores, Medellín y muy especialmente el Poblado tienen ad portas un acontecimiento de talla mundial. Dos conciertos de Madonna en el estadio Atanasio Girardot los próximos miércoles 28 y jueves 29 de noviembre no constituyen una simple anécdota para El Poblado ni un hecho que lo toca en forma tangencial.
    Hacer parte del itinerario del Tour MDNA 2012 convierte a la ciudad, claro, pero sobre todo a El Poblado, la Milla de Oro, la Zona Rosa, sus vías, parques, hoteles, centros comerciales, restaurantes, bares y discotecas en una vitrina de carácter internacional en donde se pondrá a prueba la ciudad para ser epicentro de este tipo de espectáculos. Como dijo un habitante de El Poblado, “con estos conciertos, Medellín pasa del bachillerato a presentar una prueba de doctorado”.
    Si bien Medellín ha sido sede de reuniones importantes como los Juegos Suramericanos 2010; la Asamblea del BID, en 2009; el IV Congreso Internacional de la Lengua Española y del XIII Congreso de la Asociación de Academias de la Lengua Española, en 2007; la VII Bienal Iberoamericana de Arquitectura y urbanismo, en 2010; el III Congreso Iberoamericano de Cultura, en 2010, así como de un sinnúmero de ferias y eventos propios del mundo de la moda y los negocios, nunca había sido el escenario de un espectáculo de las características del de Madonna. Aparte de la “Reina del pop” como tal, el solo montaje de la tarima y la preparación de los conciertos traerá a Medellín a cientos de personas de su equipo de trabajo. Son una mínima parte de las miles de personas de Colombia y otros países que vendrán a la ciudad para ver uno de los dos shows.
    Según Guillermo Orjuela, presidente de la Corporación Zona Rosa, los principales hoteles de El Poblado ya tienen reservado el 100 por ciento de su capacidad para esos días. El Dann Carlton, por ejemplo, ya tiene sus reservas agotadas para esa semana. Juan Ramón Acosta, director ejecutivo de Cotelco, dice que para el primer concierto el lleno de los hoteles es total y para el segundo aún hay un 25 por ciento de disponibilidad.
    Ena vista de la avalancha de visitantes que se espera, organizaciones como la Corporación Zona Rosa lideran algunas acciones encaminadas a tener una mejor seguridad y vigilancia por parte de la Policía; así mismo se están diseñando estrategias para mejorar la recolección de basuras y peatonalizar para la época algunas áreas del Lleras. Pero está claro que este es un hecho de ciudad y más que esfuerzos aislados requiere una alianza público privada para matricular a Medellín definitivamente como destino para grandes espectáculos, gracias, en buena medida, a la infraestructura que ofrece la comuna 14.
    Hay que tener la certeza de que quienes vengan no se sentirán defraudados. Además de la hospitalidad, la seguridad, la limpieza y el ornato, es preciso implementar planes efectivos de movilidad.
    Es conveniente pensar en alternativas de transporte público y adelantarse a las necesidades de los turistas. Es de prever que tras los conciertos un buen porcentaje de los asistentes quiera continuar de rumba, y qué mejor sitio que El Poblado para hacerlo. Esto demanda una logística y coordinación especial tanto en transporte como en seguridad, atención de emergencias y aseo, entre otros, algo que no se puede dejar al azar ni a la improvisación. De este examen al que serán sometidos Medellín y el Poblado depende que se dé un paso significativo en la tan buscada internacionalización de la ciudad.