Sin chip no habrá tanqueo

 
 
   
 

Este chip es uno de los componentes que hace parte del sistema mecánico de gas, sin embargo, como tres años atrás no fue obligatoria su implementación, muchos vehículos convertidos a gas no lo incorporaron. Pero ahora se exige para mejorar la seguridad y control de este sistema.

Solo en talleres autorizados
En Medellín hay 23 talleres certificados donde hacen la conversión a gas vehicular. Los talleres que no están certificados no pueden dar el microchip porque solo el Icontec está autorizado para hacerlo. “Antes las estaciones de servicio debían exigir el chip para tanquear y lo hacían solo con ver la identificación del sistema, pero ahora con la resolución del Ministerio es obligatorio el chip para abastecerse de gas”, explica Daniel Espinoza, Inspector Vehicular del Icontec.

Lo que debe saber sobre el chip
El chip se desactiva cada año, para que los usuarios hagan una revisión y mantenimiento preventivo. Esta revisión permite controlar además el tráfico de piezas del mercado negro y robadas.
Así que la gente que instaló su sistema de gas en sitios no autorizados debe ir a los talleres certificados por el Icontec para que se le haga una revisión del sistema y la homologación del montaje. Cuando el representante del Icontec verifique que el sistema es legal, que técnicamente está en orden y que el taller se hace responsable de la instalación del sistema, programa el chip con la información del vehículo.
El chip es único e intransferible. Así que no se recomienda comprar chips robados o en el mercado de autopartes porque al momento de tanquear los operarios verifican que la información del chip coincida con la placa del carro.
Los chips son importados de China, y en Colombia la empresa Enable es la encargada del servidor donde se consignan los datos de los vehículos convertidos a gas.

En caso de daños, quién responde
En caso de daños, averías o accidentes generados por el sistema de gas, el usuario debe llevarlo al taller certificado. Allí el Icontec verifica si fue un error de fabricación del equipo o si fue un error de instalación. Si fue una falla de fabricación, la garantía responde por los equipos, pero si fue un problema de instalación la responsabilidad corre por cuenta del Icontec y del taller.

Otras normas para tener en cuenta
A esta norma de la obligatoriedad del microchip se suma la de verificar al momento de tanquear que la presión máxima de llenado sea de 3.000 psi (unidad de presión); conservar las condiciones originales del cilindro y que su mantenimiento se haga exclusivamente en talleres certificados. Con estas medidas se busca garantizar la seguridad y efectiva operación de los vehículos convertidos a gas.