Siguen controles contra la pólvora

Hasta la fecha, la alcaldía de Medellín y la Policía Nacional han incautado aproximadamente 2.5 toneladas de pólvora

polvora1
El martes 23 de diciembre a las 10 de la mañana en la vereda Buga, ubicada en la parte alta del corregimiento de Altavista, la alcaldía de Medellín, con el apoyo de la Policía Nacional, realizó la segunda destrucción de pólvora del mes de diciembre.

En esta ocasión se destruyeron 500 kilos de explosivos. Durante diciembre del presente año, las autoridades han destruido un total de 1000 kilos de pólvora y han decomisado alrededor de 2.5 toneladas. Hasta el lunes 22 de diciembre había un saldo de 38 personas quemadas, 21 menos que en esa fecha de 2013, año en el que hubo 59 casos, lo que representa una reducción del 35%.

Juan Carlos Giraldo Salinas, vicealcalde de Salud, Inclusión y Familia, atribuye esta disminución de quemados a “una conjugación entre las campañas, la conciencia, el hecho de los decomisos de pólvora y un mayor control social y familiar”. Giraldo aseguró que el mayor riesgo es la pólvora detonante, como los voladores, las papeletas y los tacos

Así mismo, el vicealcalde afirmó que para prevenir que los niños se quemen con líquidos calientes, como los aceites generados por la preparación de fritos, está prohibido cerrar las calles para la realización de fiestas. “Ahí es donde ocurre la quema de niños. Y eso nos genera quemaduras severas con lesiones muy fuertes, y hospitalizaciones prolongadas y muy costosas, tanto para los niños, como para las familias y el sistema de salud”, dijo el funcionario.

Actualmente, el Instituto Colombiano del Biesnestar Familiar (ICBF) está investigando a once padres de familia, para determinar su culpabilidad en los accidentes de sus hijos. “El tema es que la mitad de esos niños eran observadores, lo que significa que el padre no fue quien les permitió quemar la pólvora”, comentó Giraldo Salinas, quien instó a la comunidad a denunciar los expendios ilegales de pólvora y denunciar llamando a la línea 123.