Sigue la espera con la valorización

Después de que la Junta de Representantes de Propietarios y Poseedores, voz de la comunidad ante la Alcaldía de Medellín, entregara el concepto oficial sobre las obras viales por valorización para El Poblado, el Fondo de Valorización de Medellín (Fonval), respondió que “buscarán un consenso que permita iniciar la ejecución de las obras”.
El proyecto de valorización consta de la realización de 22 obras, ya se había definido que se ejecutarían en dos etapas, así como la distribución de la contribución por parte de los habitantes de El Poblado. La primera etapa tiene contempladas hasta el momento 14 obras, y la contribución de la ciudadanía sería de 152 mil 266 millones de pesos. Como está planteado el derrame, el 95% de los propietarios harían contribuciones por debajo de los 5 millones de pesos con un plazo máximo de 6 años.

Peticiones de la Junta
En sus funciones de vigilancia y de generar propuestas, la Junta de Representantes de Propietarios y Poseedores le solicitó al Fonval estudiar la ampliación de la zona de citación, la cual determina el territorio de barrios con sus habitantes que pagarían el impuesto de valorización. “La verdad es que la zona de citación estaba corta, por eso propusimos eso y estamos estudiando las consecuencias que traerá para todo el sistema este tipo de demoras. Lo otro que queremos que la Administración Municipal entienda es que hay obras como la prolongación de Los Balsos, la ampliación de la Avenida 34 y los accesos a la calle 4 Sur, son de carácter metropolitano y no solo beneficiarán a El Poblado”, dijo el ingeniero y presidente de la Junta, Ignacio Arbeláez.
El concepto dado por la Junta desde finales de abril, también establece que la determinación de la zona de citación no se hizo de acuerdo al Estatuto de Valorización, y que según un estudio de valores de la tierra realizado por la Lonja de Propiedad Raíz, las obras en la Avenida 34 y los accesos al puente de la 4 Sur no valorizan.

Estudios del Fonval
Respondiendo a los planteamientos de la Junta de Representantes, el Fondo de Valorización actualmente se encuentra estudiando dichos conceptos con el fin de lograr consensos y de esa forma avanzar hacia la distribución correspondiente a la primera etapa del proyecto.
“Estamos revisando lo que tiene que ver con la zona de citación. Queremos que la valorización sea un proceso concertado con la comunidad para que sea exitoso y se pueda repetir en otras partes de la ciudad. También estamos analizando lo que implican estos nuevos estudios y los cambios de cronogramas”, indicó Sebastián Álvarez, secretario de Obras Públicas, integrante del Consejo Directivo del Fonval y vocero actual del Municipio en valorización.
Sobre el carácter metropolitano que la Junta argumenta en algunos proyectos, Álvarez dijo que “ahí si somos radicales diciendo que esas obras están dentro de El Poblado, independiente de que pasen vehículos de otras zonas los que más se benefician son los de El Poblado. En ningún plano aparece que son de jerarquía metropolitana, además valorizarán los predios”.

Preocupación por obra en Santa María de los Ángeles

Paralelo a la quebrada Zúñiga por el costado norte, entre la Avenida El Poblado y la Vía Regional, existe una construcción de vía que está contemplada entre las 22 obras proyectadas por el Fonval. La obra tendrá impacto en unas cinco unidades residenciales, entre las que se destaca Vegas de Zúñiga, que ya manifestó su inconformismo con este desarrollo vial.
Según Ana Emilia Mejía, miembro del consejo de esa urbanización, “el predio por donde pasaría la vía lo tenemos en comodato hace unos 5 años, pero tenemos claro que el Municipio lo puede pedir cuando quiera. Lo que queremos es protegerlo porque es un bosque con pájaros, flora y hasta una iguana. Si hacen la vía vamos a quedar con una carretera al frente, otra atrás y otras a los lados, quedaremos como en una isla con polución y ruido. La vía pasaría muy cerca de la piscina”, dijo la señora Mejía.
Según un estudio de prefactibilidad ambiental de la Secretaría de Obras Públicas, este proyecto busca reforzar las conexiones viales en el sentido oriente-occidente, específicamente con los problemas de congestión que actualmente padece la calle 21 Sur, en límites con el municipio de Envigado, brindando la posibilidad de conectar a los usuarios de esta vía fronteriza entre ambos municipios, con la Avenida Las Vegas y con la Vía Distribuidora del Sistema Vial del Río.
El proyecto incluye la intervención del cauce de la quebrada Zúñiga y se talarían unos 50 árboles entre laureles, guayabos y naranjos, lo cual ya cuenta con el permiso del Área Metropolitana mediante resolución 175 de 2007.
Sobre esta obra en particular, el secretario Álvarez afirmó que “vamos a revisar esa situación pero lo que tengo que decir es que todos los proyectos son juiciosamente diseñados con su estudio ambiental. Además están planteados en el plan vial metropolitano desde 1986”.