Seis claves para entender las transferencias de EPM

transferencias de EPM

El presupuesto de Medellín es el segundo más robusto de todo el país, en buena medida porque la empresa de servicios públicos le transfiere parte de sus utilidades. Retos.

Como consecuencia de la contingencia en Hidroituango, el manejo de las transferencias de EPM para Medellín está en el centro de la discusión, con un dilema: cómo mantener la sostenibilidad de la entidad y, al mismo tiempo, los programas sociales para la ciudad que se financian con esos recursos. Seis claves para entender el panorama actual y futuro.

 

  1. ¿Cuál es el porcentaje de las transferencias?

    Hasta 2007, el municipio de Medellín recibía el 30% de los excedentes de EPM; sin embargo, por esa fecha se firmó un acuerdo que autorizaba subir ese porcentaje hasta el 55%, fórmula que ha sido utilizada hasta por el gobierno local actual. Se deben considerar “por un lado, los requerimientos financieros del Municipio y, por el otro, las necesidades financieras de EPM para su gestión, de modo que no se ponga en riesgo la viabilidad empresarial y su expansión ordenada”, se lee en el acuerdo.

  2. ¿En qué se invierten?

    Olga Lucía Arano, Presidenta del Sindicato de Profesionales Sinpro, de EPM y de UNE, habla de que en los últimos cinco periodos de alcaldes de Medellín se han transferido 12,6 billones de pesos; cifra aproximada de lo que vale la construcción de Hidroituango. David Suárez, exfuncionario de EPM, considera que las preguntas respecto a las transferencias deben ser cuánto, cómo y quién debe decidir sobre ello, pues a su consideración lo excepcional se está convirtiendo en regla.En el fondo de la discusión también está la efectividad de esas inversiones, pues los expertos se preguntan si están sirviendo para sostener subsidios o para generar riqueza.

  3. Si no hay transferencias…

    Para concejales y expertos, entre ellos el profesor de economía de la UdeA, Guillermo Maya, dejar a un lado las transferencias no es una opción; pues acarrearía un costo social muy alto. Al no tener cómo apalancar inversión pública en infraestructura, que a su vez genera empleo, ni impulsar programas que ayudan a la reducción de brechas sociales, se podrían desencadenar hasta problemas de seguridad, señala.

  4. Apartarse del ciclo político

    David Suárez propuso en un foro organizado por el sindicato Sinpro, que la definición de las transferencias no se debe realizar a la par del ciclo político, cada cuatro años, sino que sea una discusión anual, de acuerdo con resultados operativos.

  5. Buscar otras fuentes y lograr mejores resultados en otras entidades

    Las transferencias de los entes descentralizados, que también deben aportar rendimientos al Municipio, significarán para 2019, según la Secretaría de Hacienda, unos 238 mil millones de pesos. Un 5% del total de los ingresos.
    Sin embargo, los expertos reunidos en el foro de Sinpro reclamaron mejores resultados de estas empresas. “¿Qué contratos se ha ganado la EDU en el sector privado? ¿O solo está para ejecutar obras del Municipio y cobrar un porcentaje?”, se preguntó David Suárez quien también llamó a que el Municipio recaude plusvalías entre los privados por la construcción de obras públicas.

  6. Ahorros y alianzas

    Tras la contingencia en Hidroituango, EPM anunció por los próximos cuatro años un plan de ahorro de un billón de pesos y el Secretario de Hacienda, Orlando Uribe, dijo que “tenemos un plan de austeridad”. Olga Lucía Arango, Presidenta del sindicato, propuso que la empresa privada patrocine los alumbrados navideños.

 

Jesús Aníbal Echeverry, concejal de medellín:

“Cómo no vamos a estar de acuerdo con algo que nos lleva agua, mejoramiento de vivienda, salud, ojalá las transferencias fueran el doble o el triple. Lo que tenemos que hacer es que vayan donde tienen que ir”.

Orlando Uribe, Secretario Hacienda

“Las transferencias de EPM se mantienen en niveles muy importantes, del orden de 1,1 billones de pesos”.

Cifras del municipio

Presupuesto 2019 de Medellín

Ingresos totales: $4,95 billones
Funcionamiento: $739 mil millones
Servicio a la deuda: $331 mil millones
Inversión: $3,88 billones

Histórico de gastos de funcionamiento

2017: $662 mil millones
2018: $694 mil millones
2019: $739 mil millones

Publicidad