Secretaría de Gobierno toma medidas en el Parque Lleras

   
  
   
 Al fin las repetidas quejas de los residentes colindantes con el Parque Lleras son escuchadas en persona por un Secretario de Gobierno. Desde que Juan Felipe Palau asumió dicha dependencia, ha asistido a los foros citados por Corpoblado y ha liderado recorridos para conocer y palpar la problemática que padecen quienes habitan en una zona mixta, debiendo convivir con el ruido y los borrachos, entre otros.
En la pasada reunión del martes 2 de marzo, Palau escuchó y tomó nota una a una las quejas de los residentes que llenaron el salón, sobresaliendo problemas como el consumo de licor en el espacio público, en el parque y fuera de los establecimientos, la ausencia de una inspección de permanencia exclusiva para El Poblado y la falta de vigilancia del Parque Lineal La Presidenta donde se van a rematar la rumba.
Amparo Gaviria, histórica residente de ese sector y presidente de la Junta de Acción Comunal Poblado Centro, agregó que “lo primero para destacar es que la comunidad en general participó en la reunión. Yo creo que ya hemos tocado fondo y creemos que la bulla externa de los locales es el problema. Pedimos que no se nos lleven los policías comunitarios que son los que escuchan a la comunidad todos los días”.
Terminando el encuentro, el Secretario de Gobierno Juan Felipe Palau manifestó que “con El Poblado hay un proceso a largo plazo que queremos desarrollar. Deben saber que sí hay una Administración que los quiere escuchar, yo me comprometo con ustedes para hacer un camino planificado y con resultados”, dijo dirigiéndose a los habitantes afectados.

Faltaba voluntad política
Los decretos 1.583 y 1.224 prohíben el porte, consumo y venta de bebidas alcohólicas tanto en el Parque de El Poblado como en el Parque Lleras y sus cuadras aledañas. La medida aplica para bebidas de más de 2.5 grados de alcohol, o sea que ni siquiera una cerveza podría tomarse en estos lugares.
Teniendo en cuenta los decretos y el clamor popular de la comunidad a partir de la reunión con el Secretario de Gobierno, el Municipio lleva dos fines de semana consecutivos de operativos en los que han participado la Subsecretaría Defensoría del Espacio Público, la Policía y sus inspecciones, y la Secretaría de Bienestar Social para atender el caso de los niños indigentes.
Lo primero fue sensibilización mediante volantes, teniendo como único objetivo recuperar espacios con estas intervenciones que ya comenzaron a dar resultados concretos en algunos casos.

Certificación de Rumba Segura
Consiste en una calificación de la Secretaría de Gobierno a los establecimientos nocturnos de toda la ciudad, después de visitarlos, ver su funcionamiento y características en materia de seguridad, convivencia, autorregulación, servicio al cliente, infraestructura y su compromiso con la ciudad y sus habitantes.
El método será mediante categorías A, AA y AAA, siendo la primera un sello color bronce con un permiso de funcionamiento hasta las 2:00 a.m., la segunda color plateado hasta las 4:00 a.m. y el local otorgado con el sello AAA color dorado podrá operar las 24 horas.
La Alcaldía de Medellín convoca a los comerciantes que aún no han solicitado la certificación, para que se acerquen al sótano de La Alpujarra, ya que a partir del 1 de abril quienes no tengan ninguna de las tres categorías, sólo podrá abrir hasta la 1:00 a.m.
Juan Gonzalo Velásquez, Presidente de la Corporación Zona Rosa, anunció que “la Corporación está del lado de la comunidad y estamos comprometidos en cumplir con la normatividad. Incluso pronto tendremos certificación Icontec y eso no lo ponen porque sí, sino por cumplir en temas de salud y menores, por ejemplo”.