Se va el teniente coronel Peralta

   
  
   
 Gracias a su amabilidad y permanente disposición para atender las inquietudes de los habitantes de la Comuna 14, este bogotano de 41 años logró lo que no es fácil: ganarse el respeto y la confianza de los residentes y diferentes gremios y asociaciones de El Poblado.
Como lo dijo en una reciente reunión comunitaria la líder barrial Amparo Gaviria, “al comandante Peralta va a ser muy difícil reemplazarlo pues pocos tienen su carisma”. En el cargo lo reemplazará el hoy comandante de la Estación Candelaria, teniente coronel José Javier Pérez Watts.

Independencia no: indiferencia
“Me voy contento porque he encontrado mucho respaldo por parte de la ciudadanía”, dice el teniente coronel Peralta a pocos días de su partida. Aunque reconoce que a Medellín llegó prevenido ante el supuesto de que no lo recibirían bien por ser “rolo”, muy pronto cambió de opinión. “La calidez de los paisas es única, fui recibido de la mejor manera y parte del éxito que tuve en El Poblado fue la cercanía con la comunidad. Yo hablo con gente de todos los estratos y gremios y eso me ayudó mucho a conocer la jurisdicción y su problemática”.
No fue fácil, porque el principal problema que encontró fue la indiferencia. “Siempre he dicho que las personas de El Poblado no son independientes sino indiferentes, pero hemos logrado cambiar eso a través de las charlas de policía comunitaria en las unidades residenciales, en centros comerciales y en empresas. Hemos ido ganado confianza, las personas ya se acercan más y nos dan información. Antes era una relación muy distante y eso es lo que contribuye a que los delincuentes ganen terreno porque si no hay comunicación entre nosotros como autoridad y el resto de la comunidad los beneficiados son los delincuentes”.
Precisamente considera que gracias a esta interrelación fue como se logró disminuir el índice de robos a residencias, el mayor delito que afectaba a El Poblado a su llegada en agosto de 2006.

Herencia para Pérez
¿Qué panorama encontrará en El Poblado su reemplazo, el teniente coronel Pérez Watts?

En lo delincuencial, a principios de año tuvimos un incremento del hurto callejero. Por fortuna hemos tenido muy buenos casos de operatividad y buenas capturas por porte ilegal a personas que transitaban en motocicleta.
En la parte social, el coronel Pérez va a encontrar que tenemos una muy buena comunicación con los diferentes gremios y con las comunidades y eso es lo mejor.

¿Con qué frustración se va?
Frustración no, pero me queda pendiente fortalecer las zonas seguras. Al coronel Pérez le voy a dejar esa misión: fortalecer las zonas seguras del barrio Colombia, la Avenida El Poblado y el Parque Lleras y también la implementación de Rumba Segura Medellín Despierta, que es la implementación y certificación de los establecimientos públicos abiertos 24 horas. Esto va a a generar otra dinámica diferente porque son discotecas que van a trabajar día y noche. Estamos haciendo mesas de trabajo en el Parque Lleras y en el barrio Colombia para interactuar y limar asperezas entre los residentes, los industriales y los comerciantes. Tiene que haber un compromiso por parte de los comerciantes, que haya campañas de sensibilización hacia los usuarios porque si no se van a presentar algunos roces. Lógicamente a nosotros como Policía nos va a exigir un trabajo mayor”.