Se opusieron a la tala

En Envigado
Se opusieron a la tala
Con protestas y plantones, habitantes exigen alternativas para evitar la desaparición del túnel de árboles en la carrera 43 A

Con carteles, pitos, consignas y un cinturón de personas rodeando los árboles del túnel verde de la carrera 43 A, en Envigado, los habitantes del Sur de Medellín protestaron por la inminente tala de árboles que la empresa Metroplús requiere para ejecutar su proyecto de transporte.

“Si talan los árboles de la avenida la compensación ambiental debe ser muy grande. Uno comprende que el desarrollo de la ciudad no va a parar, pero si siembran unos árboles nuevos, ¿cuánto se puede tardar en crecer para tener un túnel como el que tenemos?”, se pregunta Julio Mario Ospina, del sector de La Frontera, quien ve con tristeza cómo se va a intervenir el corredor ambiental, para dar paso al tramo 2B de la troncal Sur.

La obra, cuya intervención empezó el 4 de junio entre calles 29 A Sur y 21 Sur, tiene una extensión de 900 metros. Los buses tendrán un carril exclusivo para su recorrido. La polémica surge por la tala de 172 árboles que adornan y sirven de sombra a la Avenida Fernando González (43 A), labor que comenzó este 18 de junio, en medio de las protestas de la comunidad.

Ante esta situación, grupos y líderes ambientalistas se han opuesto. Lo consideran un arboricidio “que traerá más perjuicios que beneficios al medio ambiente y la movilidad”, como lo expresa Óscar de Bedout, habitante del sector. Para frenar la tala, grupos de ciudadanos se han movilizado con la recolección de firmas.

Sin embargo, a las manifestaciones se suman las voces de otros habitantes, como José Andrés Gómez. Opina que “en algunos casos tal vez haya que sacrificar árboles, no en aras del progreso, sino del beneficio común, y es que tener Metroplús sería un paso adelante en descontaminación y movilidad, pero esto parece que no lo ven los críticos. Yo no estoy a favor de ninguno de los dos puntos con claridad, pero pediría a los vecinos que se informaran y tuvieran una mente más abierta para tomar decisiones menos miopes, porque si algo noto en El Poblado es que todos exigen soluciones viales, pero cuando estas pasan por delante de sus casas ya no las quieren”.

Ante las protestas ciudadanas, Metroplús manifiesta los beneficios que este proyecto de carácter metropolitano traerá al Valle de Aburrá: los buses operarán a gas, usarán tecnología limpia y amigable con el medio ambiente, habrá seguridad vial, generación de espacio público y recuperación de zonas deterioradas.

Por su parte Corantioquia, la entidad que otorgó las licencias para la intervención de Metroplús en el tramo 2B, en Envigado, expresa que “respeta las iniciativas de la comunidad para proteger el medio ambiente”, e invita a las personas a dirigir sus inquietudes a la entidad para que funcionarios calificados les den respuesta.

Unión ciudadana
Alejandro Vargas, médico epidemiólogo, miembro del comité cívico del barrio Los Colores, quien hace dos años participó en la defensa ambiental de la obra del intercambio vial de la Avenida 80, es uno de los ciudadanos que se ha unido al clamor por la protección del túnel de árboles de la Avenida El Poblado.

En su momento, él y un grupo de personas se encadenaron a los troncos de los árboles en un acto simbólico para protegerlos, logrando que algunos de ellos se mantuvieran en pie. Ahora la decisión de Metroplús de tumbar 172 árboles, le ha despertado de nuevo a Alejandro su espíritu ecológico. “Como consecuencia de este devastador acto, todo el ecosistema de la ciudad se afectará. Tendrán en el sector más enfermedades alérgicas y respiratorias, tendremos más riesgo de accidentalidad, más riesgo de daño auditivo, más deterioro de la salud mental y más incremento en la temperatura de toda la ciudad por exceso de vehículos, de cemento, de asfalto y obviamente, con menos flora y fauna que nos proteja de estos factores de riesgo”, expresa el epidemiólogo.

Con el propósito de defender el túnel de árboles, la comunidad de Envigado convocó para el sábado 22 de junio a las 3 de la tarde a una nueva manifestación, esta vez una marcha en la que esperan el acompañamiento de los habitantes del área metropolitana.

Al cierre de esta edición, al final de la tarde del 19 de junio, Metroplús anunció la suspensión temporal de la tala en Envigado, en atención a la solicitud de la personera Virginia López. Así mismo, informó que participará el jueves 20 en una mesa de diálogo en la Alcaldía de ese municipio.