Se nos va la FAIR

Medellín y Antioquia solo tienen tres ferias de renombre internacional: Colombiatex, Colombiamoda y la Feria Aeronáutica Internacional de Rionegro, esta última amenazada.
En el año 2002, siendo director general de la Aeronáutica Civil, quise que en nuestra región se realizara un evento aeronáutico de talla internacional. Tenía en mi mente el recuerdo fresco del festival aeronáutico que en junio del año 2000 habían organizado el Comando Aéreo de Combate No. 5 de Rionegro -CACOM 5- y un grupo de personalidades vinculadas al sector turístico del oriente antioqueño, el cual había sido un éxito en asistencia, a pesar de que el número de aeronaves participantes fue limitado. Producto de ello, optamos por vincular a un gran proyecto de exhibición aérea y de feria aeronáutica a la Aerocivil y a la Fuerza Aérea Colombiana -FAC-, como instituciones emblemáticas del sector aeronáutico colombiano, y realizar un evento que en un futuro se convirtiera en la primera feria aeronáutica de América Latina.
Iniciamos entonces en junio de 2002 con una exhibición aérea que nunca se había visto en tierras antioqueñas, e igualmente con una humilde feria que a duras penas contaba con 30 stands ubicados en carpas sencillas, de las que se utilizan para todo tipo de certámenes, como los bazares de los colegios. Hubo cerca de 800 visitantes extranjeros en una época en la cual pocos se arriesgaban a venir a Colombia.
Cinco versiones después, en 2011 se contaba ya con 300 stands, un número muy importante de aeronaves en exhibición, espectáculos permanentes durante los tres días de la Feria, negocios aeronáuticos muy significativos y un sinnúmero de visitantes, entre ellos más de 3.000 extranjeros. El impacto de esta última versión de la Feria se reflejó en la plena ocupación hotelera del oriente antioqueño y en la utilización de aquellos recintos, restaurantes y salones que se requieren para concretar los negocios o presentar nuevos productos. Ha sido tanto el logro alcanzado, que la Feria Aeronáutica Internacional de Rionegro -FAIR-, ya comienza a nivelarse con la otra feria aeronáutica del continente: FIDAE, de Chile.
En reciente reunión de la Fuerza Aérea, se resolvió trasladar este magno evento a la escuela de cadetes de la FAC Marco Fidel Suárez, de Cali. Confío en la seriedad del director de Aerocivil, pero espero que no haya participado en esta decisión, dados sus orígenes caleños. Decisión que a todas luces es inconveniente y podría dar al traste con una feria aeronáutica a la cual los antioqueños y colombianos le hemos metido alma, vida y corazón.
Indudablemente, el Aeropuerto José María Córdova ofrece mejores condiciones para el éxito de este certamen que la Escuela Militar. Una buena plataforma, la base aérea contigua, un aeropuerto con todos los servicios, infraestructura hotelera y de servicios próxima, controladores aéreos civiles y militares, conectividad aérea para los participantes y el know how de haberla realizado en varias ocasiones en Antioquia.
Se quisieron llevar las ferias textiles y de moda para Bogotá, y en Antioquia cerramos filas para que ello no ocurriera. Hoy invocamos a las fuerzas vivas de Antioquia para que hagan un fuerte pronunciamiento y no permitan el traslado a otra ciudad de nuestra Feria Aeronáutica Internacional de Rionegro, cuya próxima versión se realizaría en junio de 2013.
jcvelezsenador@hotmail.com
opinion@vivirenelpoblado.com