Se enreda devolución de la Casa de la Cultura


 
 
 
En febrero pasado el inmueble no tenía número…
 
     
 
 
 

… ahora sí tiene.

 
     
 
“Nos agotó la paciencia”, habían sido las últimas palabras del ex Secretario de Cultura Ciudadana Jorge Melguizo, refiriéndose a la directora de la Corporación Taller de la Música, Lily Córdoba, quien se había negado a entregar el inmueble que tiene en comodato con el Municipio, y en aquella ocasión pidió un nuevo plazo, hasta el 12 de marzo, para entregarlo.
Melguizo le había advertido que la Alcaldía podía solicitar el espacio cuando lo considerara necesario porque así lo permite el contrato, y que en vista de su incumplimiento, el caso pasaría a la Secretaría de Hacienda para hacer el respectivo proceso jurídico y proceder a recuperarlo.
Hoy, a siete meses de que caduque el contrato actual que la Corporación tiene con el Municipio, el inmueble continúa en poder de dicha entidad y no ha sido posible la restitución entre otras cosas, por “tecnicismos jurídicos” que han entorpecido el proceso.
“A la Corporación Taller de la Música se le ha dicho de buena forma que le haga un bien a la comunidad pero ella no cumple y eso demuestra su mala actitud. La Alcaldía espera recuperar ese espacio y el tramité continuará”, comentó Luis Miguel Úsuga, actual Secretario de Cultura Ciudadana.
 
     
 
Inconsistencias
Según lo confirmaron la Secretaría de Hacienda y el secretario Úsuga, el 17 de marzo fue la visita de las autoridades para lograr la restitución del inmueble, la cual no fue posible porque encontraron que la dirección que iban a intervenir, no coincidía con la actual a pesar de tratarse del mismo espacio. “Cuando se notificó la terminación del contrato por parte del Municipio, se tuvo en cuenta la dirección histórica de esa casa que traía una nomenclatura errónea. Es un error histórico que se está corrigiendo para poder continuar con el proceso”, explicó León Jairo Mejía, Líder de Programa Unidad Bienes y Muebles de la Secretaría de Hacienda.
Por este motivo es necesario solicitar nuevamente la entrega del bien. “Se pegaron de un tecnicismo jurídico para no entregarlo. Lo que no es propio, hay que devolverlo”, puntualizó Mejía.
Adicionalmente, este medio conoció una carta firmada por la propia Lily Córdoba, Directora de la Corporación Taller de la Música, con fecha 18 de marzo de 2009, es decir, un día después de que el Municipio intentó recuperar el inmueble, enviada a varias instituciones educativas y a los padres de familia, promocionando sus servicios artísticos bajo el nombre de Corporación Taller de la Música & International Culture House, cambiando su razón social y nuevamente utilizando la antigua dirección Carrera 43B No.12-20, mientras que en los volantes actuales donde se ofrecen los cursos aparece la otra dirección. También aparece otro teléfono diferente a los ya conocidos por al comunidad.
Sobre el proceso que adelanta la Alcaldía, Lily Córdoba no quiso declarar palabra alguna y se limitó a decir que su ética no se lo permite y que su único interés está en el arte.